DOLAR
OFICIAL $93.33
COMPRA
$99.33
VENTA
BLUE $150.00
COMPRA
$154.00
VENTA

Crimen de Puerto Deseado: la mujer violada luchó con los asesinos para tratar de salvar a su hijito

Los violadores mataron a golpes al niño de sólo cuatro años. Arrojaron el cuerpo desde un acantilado para que el mar se lo llevara. 

Las víctimas.
Las víctimas.
No hay palabras para describir el horror. La mujer que fue salvajemente golpeada y violada por dos hombres en Puerto Deseado, Santa Cruz, luchó con los atacantes para tratar de salvar a su hijito de cuatro años. No lo pudo impedir: asesinaron al nene y lo arrojaron a las piedras para que el mar se llevara el cuerpo en el paraje conocido como "Cueva de Leones".

Por el horrendo crimen y el abuso sexual hay un detenido. La policía dispuso un operativo cerrojo para atrapar al segundo atacante pero solo cuenta con dos identikits realizados de acuerdo a la descripción que dio la víctima. Un hombre había sido demorado en Caleta Oliva pero fue liberado al confirmar que no estaba vinculado al caso.

El crimen ocurrió durante un paseo que salieron a dar la mujer y su hijo, Santino. Durante la caminata, María Mercedes Subelza, salteña y de 44 años fue interceptada por los delincuentes que los atacaron a golpes, con cuchillos y con piedras.

Según trascendió, la víctima relató que, mientras era abusada por uno de los hombres, el otro mantenía al niño amenazado con un cuchillo en la garganta. "No quiero volver a la cárcel", contó que le dijo el violador.

Creen que fue esa la razón por la que decidieron matar al nene y a su mamá a golpes. Creyendo que Subelza estaba muerta, huyeron. "Matala, nos vio", habría dicho uno de los criminales. Pero la víctima aún respiraba. Se levantó y caminó para pedir ayuda. A los pocos minutos, llegó a la zona del autódromo, donde fue auxiliada por una familia. Estaba en shock.

"Estábamos en el autódromo local haciendo tareas de limpieza y ella se acercó hacia nosotros pidiendo auxilio, descalza y toda ensangrentada", relató a TN Cecilia, la mujer que auxilió a Subelza y que participó en la marcha en reclamo de justicia.

En los cinco minutos que tardó en llegar la policía, la víctima les contó lo que había pasado cuando fue a la playa con su hijo y mientras estaba "caminando entre las rocas aparecieron dos tipos la amenaza con un cuchillo por la espalda".

"La violaron entre las rocas y mientras uno tenía al nene, le mostraba que si ella no se dejaba lo mataban", precisó Cecilia, quien agregó que la víctima les pedía que buscaran al niño porque pensó que lo habían secuestrado.

La mujer aseguró que "no se puede entender como puede pasar una cosa así, en un lugar tan chico y turístico". "No podemos caminar, no podemos salir a trotar, no podemos disfrutar el lugar", se quejó la vecina y dijo: "Dejó de ser un pueblo tranquilo, van a tener que tomar medidas".

Dejá tu comentario