DOLAR
OFICIAL $100.63
COMPRA
$106.63
VENTA
BLUE $196.50
COMPRA
$199.50
VENTA

Crimen de Lucas González: la pericia a las pistolas será clave para acusar a los policías

El análisis de balística estará a cargo de la Policía Federal. La causa está en manos del juez de instrucción Martín Del Viso.


La muerte de Lucas generó repudio en la sociedad. Su familia lo llora y pide justicia. “Yo me lo quería llevar a mi casa pero la Policía me lo mató, no voy a descansar hasta que paguen porque nos arruinaron la vida”, dijo anoche Cintia, la madre de Lucas, a la salida del hospital, rodeada de amigos del joven.

Cuatro disparos en el auto en el que viajaba la víctima, un revólver de juguete, tres pistolas reglamentarias, tres proyectiles, más varias vainas servidas calibre 9 milímetros. Todo ese material, hoy en manos de la Policía Federal, es la clave para imputar a los tres policías de ciudad de Buenos Aires acusados de balear a Lucas González, de 17 años, quien recibió un disparo en la cabeza en cercanía de la Villa 21-24 el miércoles último y murió este jueves por la tarde en el hospital El Cruce de Florencio Varela. En el auto iba acompañado de tres amigos, que fueron detenidos en un primer momento.

El caso en un principio quedó a cargo del Juzgado de Menores N°4, del juez Alejandro Cilleruelo, que dispuso que la causa pase al fuero penal de instrucción porque ninguno de los cuatro chicos cometió delito alguno. Además, responsabilizó al inspector Gabriel Alejandro Isassi, el mayor Fabián López y el oficial José Nievas, en su accionar, los tres policías involucrados, explican desde Infobae. 

“Los únicos y verdaderos imputados en autos resultaban los policías”, por lo que decidió “la desvinculación definitiva de las personas menores de edad, quienes, como todo parece indicar, fueron víctimas de la policía”, afirmó el juez de Menores en su escrito.

El nuevo juez de la causa será Martín Del Viso, quien recibirá el expediente hoy mismo y ordenó la autopsia sobre el cuerpo de Lucas para esta mañana.

En el fallo, al que tuvo acceso Infobae, el juez Cilleruelo consideró una serie de pruebas que son las que complican la situación de los policías. La división Homicidios de la Federal espera la orden para arrestarlos. Cerca de los policías aseguran que no resistirán al arresto y se pondrán a disposición de la Justicia. Por el momento no fueron ordenadas sus detenciones.

Todo el material de prueba -como las armas de los policías, proyectiles, ropas y vainas que se encontraron en la escena- fue resguardado en la división de Policía Científica de la PFA. En los próximos días, la Federal analizará este material y los disparos que impactaron en el auto en el que viajaban Lucas y sus amigos, un Volkswagen Suran. Así, podrán determinar de qué arma salió el disparo y -posiblemente- quién fue el tirador que le quitó la vida al joven de Florencio Varela.

En tanto que el fallo del Juzgado de Menores N°4 detalla:

“Se secuestró una pistola marca Pietro Bereta modelo PXStorm serie PX260108, con cartucho en recámara y diez cartuchos en almacén perteneciente al Oficial Mayor Fabián Andrés López; una pistola marca Pietro Beretta modelo PX 4sotrm serie PX89456 con cartucho en recámara y trece en almacén cargador perteneciente al Inspector Gabriel Isassi y una pistola marca Bersa modelo Thunder 9 serie 11528763, con cartucho en recámara y catorce cartuchos en almacén cargador perteneciente al Oficial Nieva; todas ellas calibre 9mm. Asimismo, se procedió al secuestro de un fragmento de plomo hallado en el boulevard sobre cinta asfáltica tres vainas servidas y una vaina servida ubicada debajo del rodado, una vaina servida ubicada en el interior del rodado, en el lado delantero izquierdo”.

El texto continúa: “También, se determinó que sobre el vehículo Suran se constataron cuatro improntas atribuibles a disparo de arma de fuego, ubicadas sobre el parabrisas lado derecho, en la ventanilla de la puerta trasera derecho en el respaldo del asiento delantero derecho -de donde se extrajo un plomo de proyectil allí alojado-, sobre el guardabarros trasero izquierdo, del cual se extrajo un fragmento encamisado y finalmente sobre Perdriel al 1270 sobre la vereda se halló un proyectil encamisado deformado”.

“Desde el hospital donde fuera derivado el joven González se hizo entrega a la instrucción de una bolsa color verde conteniendo un par de zapatillas blancas, remera negra, par de aros, un par de medias un short de color negro, calzoncillo azul como así también un encamisado de proyectil similar a esquirla de bala, labrándose las correspondientes actas”.

Los resultados de la pericia para determinar de qué pistola salió el proyectil que le quitó la vida a Lucas podrían conocerse a mediados de la semana que viene.

De igual modo, en el fallo, se hace mención a que en el auto VW Suran en el que viajan Lucas y los amigos, los detectives secuestraron un revolver de juguete. “Se procedió al secuestro de una réplica de arma tipo revolver `The Punisher´ hallada en el vehículo sobre el suelo entre el asiento trasero delantero lado izquierdo”, expresa el juez Cilleruelo.

Para la familia de Lucas, ese último hallazgo “fue plantado por los policías” y hace hincapié en que el accionar de los efectivos porteños de la Brigada de la Comuna 4D no tiene explicación.

En Change.org se impulsa una petición denominada “Ley Lucas: prohibición a la Policía porteña de actuar sin uniforme y móviles oficiales”. El proyecto propone, además, una “libertad a la ciudadanía para registrar irregularidades policiales y la creación de una Comisión Legislativa que dé seguimiento a las actividades policiales”. En pocas horas, la iniciativa encontró el respaldo de miles de personas.

Dejá tu comentario