DOLAR
OFICIAL $183.74
COMPRA
$192.74
VENTA
BLUE $382.00
COMPRA
$386.00
VENTA

Cayó una ventana sobre una pareja y su hijo recién nacido

Una pesada ventana cayó desde un sexto piso en un edificio e impactó contra una pareja que junto a su bebé se dirigía hacia una clínica cercana, y a pesar del susto, las víctimas se salvaron de milagro: sólo el hombre quedó internado en observación por los golpes sufridos.

En tanto, su pareja apenas presentaba algunos golpes en su brazo derecho, sin mayores consecuencias, y fue rápidamente dada de alta, a la vez que el bebé de ambos salió ileso.

"Nacimos los tres de vuelta. Es un milagro que el bebé no sufriera ningún golpe", dijo la joven madre que fue protagonista de esta historia junto a su marido y al pequeño.

En tanto, el padre del bebé, a raíz de las contusiones que sufrió, quedó en observación en el Hospital Gutiérrez de La Plata.

El episodio, que trascendió esta mañana, se produjo pocos minutos después de las 15:00 de ayer, cuando la charla entre Carla Mazza, de 28 años, y Fabián Lucero, de 43, se quebró en forma abrupta a raíz de la inesperada caída de la ventana.

Según contaron, estaban a menos de una cuadra del instituto médico Ipensa donde tenían turno con el pediatra de su bebé, que aún no cumplió su primer mes de vida.

"La ventana nos cayó de golpe, no hubo ningún ruido, ningún grito que nos alertara. Cayó de plano sobre mi marido y a mi me golpeó el brazo; por suerte el bebé iba del otro lado y nada lo rozó", contó Carla en declaraciones publicadas por el diario El Día de esta ciudad.

La ventana, de acuerdo con lo señalado, estalló en la cabeza de Fabián y los vidrios saltaron alrededor de su pareja que lo primero que hizo fue abrazar a su bebé para resguardarlo.

"Nos agarramos la cabeza y miramos a Joaquín, pero estaba bien. El más lastimado era mi marido, por eso los vecinos llamaron a la ambulancia y nos trasladaron al hospital Gutiérrez", relató la joven mujer.

En tanto, Manuel Epherra, un estudiante de Medicina que alquila el departamento del que se desprendió la abertura, relató que el accidente se produjo cuando un operario que estaba instalando una caldera en la cocina, abrió la ventana y la maniobra la terminó expulsando hacia el vacío.

"Hace 2 meses que vivo acá; el edificio es nuevo y faltan algunos detalles; por eso estaban trabajando en la cocina del departamento. Cuando se salió la ventana no me di cuenta que le había pegado a la pareja hasta que me asomé y los vi. Por suerte no pasó nada grave", sostuvo el joven estudiante oriundo de la localidad de Claromecó.

Tras el accidente se hizo presente un patrullero policial y una ambulancia que trasladó a la pareja hasta el Hospital Gutiérrez.

Según el parte médico, Fabián Lucero fue el más afectado por los golpes: presentó traumatismo de cráneo encefálico con compromiso cervical y, aunque los estudios radiológicos no revelaron lesiones severas, los profesionales decidieron dejarlo internado en observación.

Por su parte Carla Mazza sufrió una lesión en el brazo y en la espalda, pero hacia la noche fue dada de alta.

Tanto los profesionales del servicio de emergencias que prestaron los primeros auxilios a la pareja como los que los atendieron en el hospital, coincidieron en que fue un milagro que el pequeño Joaquín no sufriera ni un rasguño.

Luego de ser revisado en forma exhaustiva por un equipo de pediatras, se informó que el bebé se encuentra en perfectas condiciones de salud.

"Si la ventana cayó de un sexto piso como dicen, es un milagro que el nene no se haya lastimado", sostuvo el médico Carlos Ferrari.   

"Nacimos los 3 de vuelta, es un milagro que zafáramos de semejante golpe. No sé qué vamos a hacer de ahora en más, pero del edificio no vino nadie para preguntar cómo estábamos", agregó la joven mujer.