DOLAR HOY: COMPRA $58.09 VENTA $62.69

Casamiento umbanda, infidelidades y novias por montón: el historial amoroso de Cacho Castaña

El cantante, con fama de galán, murió este martes a los 77 años luego de varios días internado.

Todas las fotos del casamiento de Cacho Castaña con Marina Rosenthal

Cacho Castaña no pudo superar los múltiples problemas de salud que lo aquejaron en los últimos meses y murió este martes por la mañana en el Sanatorio Los Arcos, a la edad de 77 años.

Además de sus clásicos temas, entre los que resaltan “Café La humedad” y “Garganta con arena”, la fama de Cacho también se vio acentuada por sus múltiples romances y anécdotas de un historial amoroso extenso.

“La monogamia no existe, es una pelotudez para mí. Es muy difícil”, solía afirmar. Aseguraba que para seducir “hay cosas que no fallan nunca”. “Por ejemplo hacerte el desprotegido: eso les gusta, porque tienen alma maternal. La seducción tiene una parte de hacerte el desprotegido”, decía.

La mayoría de sus amores no trascendieron, o se revelaron tiempo después, pero algunos terminaron en escándalo. Uno de los romances más recordados fue el que tuvo en los ‘80 con Mónica Gonzaga. Estuvieron juntos cinco años, pero cuando se enteró de que Cacho la engañaba con su secretaria, le dio una cachetada que nunca se olvidaría. Otro de sus grandes amores fue la vedette Silvia Peyrou. A fines de 1994 se conocieron en la obra “Un Cacho de Corona”. A las pocas semanas ella le confesó que esperaba un hijo suyo. Cuando nació el cantante le dio su apellido, sin embargo, tres años más tarde estalló el escándalo: Cacho dijo que Santino no era suyo. Luego de un examen de ADN, la Justicia determinó que no era su padre biológico.

Otro romance reconocido fue el que mantuvo con la actriz y vedette Selva Mayo. Estuvieron un año y medio juntos y se casaron bajo el rito umbanda, algo que admitió como “una truchada”. También estuvo en pareja con la ex modelo Jorgelina Aranda, madre de Eduardo Celasco, el ex yerno de Susana Giménez y secretaria en Si lo sabe, cante, del recordado Roberto Galán. “Lo nuestro fue oficial. ¡Éramos puro fuego!”, admitió él, y se animó a confesar que sus mejores recuerdos de la intimidad fueron con ella.

La cantante Diana María fue la primera con la que formalizó. Se casaron por civil el 22 de septiembre de 1978 y el 25 por Iglesia, pero tiempo después se separaron. En el 2006 parecía que por fin encontraba el amor en Andrea Sblano, la hija de su mejor amigo, 37 años menor, con quien nuevamente dio el sí, a los 63 años. El matrimonio duró cinco años y se separaron de común acuerdo en el 2011. Pero en el 2015 el buen vínculo voló por los aires cuando Cacho denunció que su ex mujer le había vaciado dinero de sus cuentas y le debía un gran monto de alquileres.

En el 2016 y contra todos los pronósticos, ya con 74 años, volvió a apostar al amor y reincidió en el matrimonio. En esta ocasión con Marina Rosenthal Cabrales, una psicóloga marplatense 34 años menor. “Esto demuestra que Cacho está vivo, que está bien. Es uno de los últimos piratas que quedan. ¡Se están hundiendo todos los barcos piratas! ¿Qué le vamos a regalar? ¡Un tubo de oxígeno!”, aseguraba entre risas Guillermo Coppola, amigo e invitado de honor en la fiesta.

Pero sin dudas el romance más comentado y famoso fue el que protagonizó con Susana. "Lo nuestro empezó cuando estábamos haciendo teatro juntos, en Mar del Plata. Ella estaba en un impasse con Carlos Monzón. El primer beso fue entre bambalinas, la atraqué y la besé. La primera vez fue muy romántico, en la casa que ella vivía. Pero cuando llegó Monzón para su cumpleaños, el 29 de enero, tuve que salir de la casa en el baúl de un auto porque me quería matar”, fueron sus palabras. Tiempo después se encontraron con el boxeador en un boliche. “Le dije que si me rompía la cara me la hacía de nuevo con la plata que le iba a sacar”, relató. “Es que cuando estás caliente con una mina sos capaz de cualquier pelotudez”, dijo.

Dejá tu comentario