DOLAR
OFICIAL $123.99
COMPRA
$129.99
VENTA
BLUE $235.00
COMPRA
$238.00
VENTA

Capturan y asaltan a una pareja

Las víctimas resultaron ilesas, la joven logró arrojarse del auto en que se hallaba cautiva al ver la presencia policial y los delincuentes lograron escapar del lugar a bordo de un vehículo Volskwagen Vento que le robaron a las víctimas.

Un joven de 28 años y su novia de 26 fueron asaltados en el barrio porteño de Saavedra por delincuentes que se los llevaron cautivos hasta el departamento del joven en Flores, donde robaron dinero pero, al ver la llegada de la policía, huyeron y abandonaron a sus víctimas.

Fuentes policiales dijeron que las víctimas resultaron ilesas, que la joven logró arrojarse del auto en que se hallaba cautiva al ver la presencia policial y que los delincuentes lograron escapar del lugar a bordo del vehículo Volskwagen Vento que le robaron a las víctimas.

El hecho ocurrió la madrugada de ayer cuando la pareja detuvo su auto en la estación de servicio Shell ubicada sobre la avenida General Paz a la altura del barrio porteño de Saavedra.
Mientras se hallaban allí, el muchacho y su novia fueron sorprendidos por delincuentes que los amenazaron con armas y se los llevaron cautivos en su propio auto.

Un jefe policial dijo que los delincuentes eran cinco o seis, algunos de los cuales iban en el Vento con sus víctimas y otros en un auto de apoyo que sería un Bora. "Primero fueron hacia el lado de Libertador por la General Paz, pero luego retomaron y regresaron sobre sus pasos hacia la zona de Liniers. En el medio bajaron por la zona de la avenida San Martín para detenerse en un cajero automático para robarles dinero", dijo el comisario.

Según las fuentes, luego de extraer unos mil pesos de las cuentas bancarias de cada una de las víctimas, le exigieron al muchacho que dijera donde vivía para ir a su domicilio a robar.

El joven, de 28 años, le dijo que vivía en el barrio de Flores en un departamento junto a sus padres, en la calle Lautaro a una cuadra de Rivadavia, por lo que los ladrones se dirigieron hacia allí junto a ellos.

Al llegar, los delincuentes vieron que el edificio cuenta con seguridad privada y obligaron al muchacho a subir a buscar dinero, mientras mantenían cautiva a su novia.

Pero el joven subió y le contó a sus padres lo que estaba pasando, quienes a su vez llamaron al 911 de la policía para pedir auxilio.

De inmediato, patrulleros de la comisaría 38a. ubicada a solo tres cuadras del edificio donde se hallaban las víctimas concurrieron al lugar, pero los delincuentes decidieron escapar a toda velocidad.

En ese momento, al ver la llegada de la policía, la novia del muchacho se arrojó del auto en movimiento, pero apenas sufrió unos raspones.

En tanto, los delincuentes lograron escapar a bordo del Vento de sus víctimas y son intensamente buscados por la policía.

Tanto el muchacho como su novia contaron a los investigadores lo que había ocurrido en la comisaría 38a.