DOLAR
OFICIAL $66.02
COMPRA
$71.02
VENTA
BLUE $114.00
COMPRA
$124.00
VENTA

Cristina regreso con balance positivo tras su gira por China

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner regresó hoy a Buenos Aires, tras encabezar una visita a China junto a un centenar de empresarios argentinos, y el próximo lunes regresará a la actividad oficial.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner regresó hoy a Buenos Aires, tras encabezar una visita a China junto a un centenar de empresarios argentinos, y el próximo lunes regresará a la actividad oficial. La actividad de la Jefa de Estado en el país asiático comenzó el lunes pasado al recibir el doctorado Honoris Causa de la Universidad de Negocios Internacionales y Economía de China, de la que opinó que "no es una distinción personal, sino un reconocimiento al pueblo argentino y a la relación entre los dos países".

Cristina visitó la Universidad junto al canciller Héctor Timerman; la ministra de Industria, Débora Giorgi, y otros funcionarios que integraron la comitiva presidencial. En su mensaje de bienvenida, el presidente de la universidad, Shi Jianjun, destacó la relación que existe entre Argentina y China. "Argentina es una potencia de mucha importancia agrícola en el mundo, pero además es conocida por sus bellezas naturales, el tango, y el fútbol", dijo el directivo de la institución. Vestida con la toga propia de la ocasión, de color negro con motivos rojos, Cristina recibió de manos del presidente de la universidad el doctorado Honoris Causa, y luego disertó ante los alumnos de la casa de altos estudios.

El martes, la mandataria argentina inauguró el primer seminario de Oportunidades de Negocios, Comercio e Inversión entre la Argentina y China, y allí aseguró que a partir de esta visita "se van a reformular los conceptos del intercambio comercial y vamos a iniciar una nueva etapa de desarrollo conjunto". Antes del almuerzo, la jefa de Estado se reunió con el viceprimer ministro chino Hui Liangyu, acompañada por el canciller, Héctor Timerman; la ministra de Industria, Débora Giorgi; el ministro de Planificación, Julio De Vido; y el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi.

Durante el encuentro se firmaron acuerdos relacionados con el sector ferroviario que contemplan la electrificación del ferrocarril Belgrano Sur y Norte, la electrificación parcial del Roca, la compra de 279 coches para el servicio de subterráneos, la rehabilitación del ramal San Martín entre Buenos Aires y Mendoza y la adquisición de rieles para la renovación de vías.

En el mismo acto, dos empresas privadas, el Grupo Chemo -una multinacional farmacéutica de capitales argentinos- y el gigante farmacéutico chino Fosun Pharmaceutical, firmaron un acuerdo que compromete una inversión conjunta de 73 millones de dólares para investigar, desarrollar, producir y distribuir un conjunto de medicamentos conocidos como genéricos biosimilares. Por la tarde, la presidenta Fernández de Kirchner fue recibida por su par chino, Hu Jintao, en el imponente edificio ubicado frente a la histórica plaza de Tiananmen, donde se encuentra el mausoleo de Mao Tse Tung y la portada de ingreso a la Ciudad Prohibida. Tras firmar varios acuerdos bilaterales, el mandatario chino calificó a Cristina como "una gran amiga nuestra" y destacó que la jefa de Estado "siempre ha apoyado nuestra relación" con Argentina, por lo que se manifestó "seguro que avanzaremos en nuestro intercambio" comercial.

El miércoles último, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner se reunió en la sede de la Asamblea Popular, en Beijing, con el primer ministro chino Wen Jiabao. Posteriormente, la mandataria argentina se entrevistó con el presidente de la Conferencia Consultiva Política, Jia Quingling, tras lo cual emprendió viaje a Shanghai.

Una vez que llegó el jueves pasado a la última escala de la gira, Cristina se reunió con el alcalde de Shanghai, Han Zheng, al mediodía mantuvo un encuentro con empresarios chinos y luego almorzó con los empresarios de ambos países. En horas de la tarde, la mandataria y su comitiva visitaron la Expo Shanghai 2010. Tras recorrer el Pabellón Chino, Cristina se dirigió a los stands sudamericanos y finalmente al Pabellón de Argentina.