DOLAR
OFICIAL $94.39
COMPRA
$100.39
VENTA
BLUE $153.00
COMPRA
$158.00
VENTA

Y un día los vecinos dijeron basta

Villa Lugano es un barrio de esos que quedan pocos, casas bajas y vecinos que se conocen, se saludan y se preocupan cuando algo pasa. ¿Qué pasó? Se cansaron de los tranzas que se disputan el Barrio Mujica, explotaron los reclamos de Justicia y la policía reprimió a los vecinos.  


Esta situación la conoce y muy bien la Justicia Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad. Una justicia que es vendida como ejemplar, rápida y eficaz, sólo para juzgar infracciones de locales, consumo de alcohol y algún delito. O para motorizar alguna operación, por ejemplo, la causa del Dr. Rubén Muhlberger. Después, para resolver las desventuras de los vecinos, aportan poco y nada.

Este martes, los temerosos vecinos, cansados de la situación, dijeron basta y llevaron adelante un piquete anti narco, celebrando la inacción policial, inacción que se debe exclusivamente a la Justicia.

El accionar de estas bandas de narcomenudeo hace un buen tiempo que es seguido por algún fiscal que había pedido allanar algunas viviendas donde se guardaban y vendían drogas. El primer allanamiento se pidió el 21 de mayo de 2020 y la jueza Natalia Molina lo rechazó. Lo mismo hizo el 9 de junio y en los siguientes pedidos del comprometido fiscal. Pero no es el único juez que decidió no allanar: le siguen en orden de mérito, el juez Bartumeu Romero el 18 de junio, Pablo Casas el 10 y 18 de agosto y el 14 de octubre. 

Ahora comprendo porque no fui funcionario judicial, yo los hubiera denunciado a TODOS, y sostengo hay que terminar con la familia y corporación judicial. Los ciudadanos, el martes mostraron que la paciencia se agota. Cuando la gente tomó la calle, la jueza subrogante Natalia Ohman, firmó en un solo acto los 44 allanamientos que esperaban guardados en un cajón. Este es el punto, los allanamientos representan horas, días y meses de trabajo de muchísima gente, los jueces miran para el costado. Ud. querrá saber por qué. Porque los jueces fueron promovidos en partes iguales por Daniel Angelicci, radical, y Juan Manuel Olmos, peronista, actual jefe de asesores de Alberto Fernández.

Mientras la política juega, en el medio queda la vida y tranquilidad de las personas honestas, que sólo quieren paz en el barrio. De paso, a TODOS los que aspiran a meter un cargo en las próximas elecciones locales, la opulenta y rica Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cuenta en la actualidad con 50 asentamientos, donde viven 300 mil personas, en alguna columna advertí esto, por ahora y sólo por ahora, la policía todavía controla el territorio, no dejemos que se repita la tragedia del pueblo mexicano. Señores Jueces trabajen. Que para eso les pagan.

Dejá tu comentario