DOLAR
OFICIAL $187.16
COMPRA
$196.16
VENTA
BLUE $375.00
COMPRA
$379.00
VENTA

Villa Ballester: la nena que encontraron muerta en un cajón de madera estaba desaparecida hace cuatro meses

La chiquita tenía 5 años y la autopsia determinó que murió a raíz de una infección respiratoria. Su mamá dijo que se asustó y por eso decidió ocultar el cadáver. Investigan manchas de sangre en un colchón.

Una trama de horror y misterio conmueve por estas horas a los vecinos de Villa Ballester, luego de que una nena de 5 años fuera encontrada muerta en un cajón de madera en la casa donde vivía con la mamá y sus hermanitos.

La madre de la chiquita, identificada como Vanesa Mansilla (27), confesó espontáneamente que ella había colocado el cadáver allí. Cuando los policías de la Comisaría 2° arribaron al domicilio de la calle Catamarca al 3900 a partir de una denuncia de averiguación de paradero, la mujer les dijo que su hija había sufrido una broncoaspiración que le provocó la muerte, que ella misma se asustó ante lo ocurrido, no supo qué hacer y decidió guardar el cuerpo en un cajón al que luego cubrió con cemento.

Los efectivos revisaron la casa, encontraron el cajón de madera y lo abrieron con la ayuda de una motosierra. Adentro, en una bolsita de nylon, estaba el cadáver de la chiquita. Mansilla fue detenida bajo la acusación de ser la asesina de su hija.

En principio, el resultado preliminar de la autopsia guarda cierta relación con lo declarado extrajudicialmente por la imputada: determinó que la causa de muerte fue una infección respiratoria presuntamente derivada de la presencia de una enfermedad congénita. La víctima había nacido prematuramente y tenía una traqueotomía y una sonda nasogástrica.

 

Manchas de sangre de un colchón

Sin embargo, voceros de la causa confirmaron a TN que había manchas de sangre en un colchón y se intentará comprobar a través de los peritajes si hubo golpes o maltrato. “Se recogieron muestras y están en estudio, al igual que otras medidas de prueba”, indicó la fuente.

En el caso de que declare su inocencia, Mansilla tendrá que explicar además por qué reaccionó con una maniobra destinada a ocultar el cadáver de su hija. El fiscal Daniel Cangelosi, a cargo de la UFI N°3 de San Martín, indagará a la madre en las próximas horas.

Por el momento se investiga un homicidio culposo, aunque la carátula podría agravarse de acuerdo a los peritajes y los testimonios de los testigos. Familiares sostienen que la nena llevaba por lo menos cuatro meses desaparecida.

La denuncia sobre el paradero había sido radicada por su padre, Maximiliano Martín, el 24 de octubre. El hombre aseguró que llevaba varios meses sin ver a su hija y que Mansilla le había comentado que la había dado en guarda al servicio local de San Martín.

Este lunes, la madre finalmente reconoció ante unos familiares que su hija había muerto. ”Dijo que todo pasó un día a la tarde luego de bañar a sus hijos. Se fue a dormir una siesta, al despertar fue a ver a la niña y ésta ya había fallecido. Dijo que tenía mocos en la nariz y baba en la boca”, comentó una fuente citada por Télam. La autopsia no pudo determinar, por el momento, en qué fecha se produjo el deceso.

Dejá tu comentario