DOLAR HOY: COMPRA $58.51 VENTA $63.51

Vaca muerta: los despidos y el chantaje de las petroleras

Raúl Godoy. Hicieron millones y hoy dejan sin empleo a cientos de trabajadores para generarse mayores ganancias.

YPF acordó con Petronas desarrollar petróleo en Vaca Muerta

La explotación de los recursos hidrocarburíferos en Vaca Muerta se encuentra hoy en el centro de la escena. Las empresas que amasaron millones gracias a subsidios y tarifazos, despiden cientos de trabajadores para conseguir mayores beneficios.

Desde que comenzó la explotación masiva de Vaca Muerta, tras el acuerdo YPF – Chevron en el año 2013, las empresas no hicieron más que reducir costos y aumentar sus beneficios. Primero fueron los decretos y leyes a la medida de la petrolera norteamericana que redactó el kirchnerismo, que se encargó de garantizar onerosos subsidios.

El macrismo profundizó el saqueo. De la mano del ex - CEOde Shell, Aranguren cambió parte de los subsidios por tarifazos brutales.

Y aun así continuó con los subsidios: según un informe reciente de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales, los subsidios a los combustibles fósiles en el presupuesto 2019 suman U$S 6.008 millones, duplicando el presupuesto 2018 para las Universidades Nacionales. Para Tecpetrol, del grupo Techint, los subsidios representaron un 33% de su facturación durante 2019.

En el 2017 el gobierno nacional, el de la provincia de Neuquén, y el líder del sindicato de petroleros, Guillermo Pereyra, multiplicaron la flexibilización laboral con la Adenda al Convenio Colectivo de trabajo. Producto de los ritmos de trabajo en el petróleo, durante el último año y medio fallecieron 8 trabajadores.

Este año facturarán en la provincia de Neuquén$400 mil millones (mil millones de pesos diarios) y dejarán tan solo el 12% a las arcas del Estado con el pago de las regalías. Este tributo se calcula con lo que las empresas declaran, sin haber ningún tipo de control de parte de organismo provincial alguno.

Buena parte de las empresas que juegan en este negocio son extranjeras, como Chevron, Total, Shell, Exxon, etc. Incluso la Sociedad Anónima YPF tiene un gran componente de capital accionario de origen foráneo, dentro del 49% privado, que presiona.

En el sector de servicios (que trabajan para las operadoras), juegan las más grandes del mundo: Halliburton,Schlumberger, San Antonio, y oWeatherford. Fueron las primeras en enviar telegramas de despidos y suspensiones.

Se calcula que ya hubo 500 despidos y 1.200 “retiros voluntarios”, es decir, despidos encubiertos.

La razón que argumentan las empresas es que el Decreto 566, que limita el aumento del precio interno, perjudica sus ganancias. Quieren seguir con el esquema pagar en pesos y cobrar en dólares, que les genera una alta tasa de rentabilidad en un contexto de fuerte devaluación.

Los despidos y suspensiones, que tienen un gran impacto en la economía de las familias de la región, son parte de un enorme lobby para lograr mayores precios en dólares, continuidad de los subsidios y aun más flexibilización laboral.

Para eso cuentan con representantes en el gobierno que se va, y en el que viene. Guillermo Nielsen del Frente de Todos, redactó un proyecto de ley que les permitiría exportar con retenciones cero y disponer libremente de los dólares.

La contracara del“milagro” de Vaca Muerta es una desigualdad en ascenso, destrucción del ambiente y el avasallamiento de los derechos territoriales del pueblo mapuche.

En la rica provincia donde las petroleras se llevan más de mil millones de pesos por día, el 26% de la población está por debajo de la línea de pobreza, faltan 70.000 viviendas, los alquileres se llevan la mitad de los sueldos de la mano de la especulación inmobiliaria.

Hay que terminar con el saqueo del fracking y el chantaje de las empresas. Toda la industria hidrocarburífera tiene que pasar a manos del Estado y con control de trabajadores, comunidades y profesionales de las universidades públicas, ponerla al servicio de las necesidades de la población.

Dejá tu comentario