DOLAR
OFICIAL $123.99
COMPRA
$129.99
VENTA
BLUE $235.00
COMPRA
$238.00
VENTA

"Tirá para arriba": según consultora habrá un repunte "intenso" del consumo

En un informe de la empresa Abeceb, las tarjetas de crédito serán la gran herramienta para el acceso al financiamiento y las promociones de bancos y comercios.

El consumo en la Argentina registrará un repunte "intenso" en 2013 y mantendrá a las tarjetas de crédito como la gran herramienta para el acceso al financiamiento y a las promociones que ofrecen bancos y comercios.

A pesar de la perspectiva favorable del consumo, la consultora Abeceb consideró en un informe difundido hoy que "el crecimiento de la cantidad de tarjetas de crédito podría estancarse" y encontrar su techo al afirmar que "los plásticos operativos ya alcanzan el 87% de la Población Económicamente Activa".

"Es de esperar de cara a 2013, que a pesar de que el consumo registrará un repunte real, la tasa de crecimiento de los créditos con tarjetas avance sin la espectacularidad de otros años", afirmó la consultora al señalar que "el número de tarjetas en circulación en el país estaría llegando a un techo".

Sobre el dato que indica que la cantidad de plásticos operativos "alcanza el 87% de la Población Económicamente Activa", el informe precisa que "el número de tarjetas no tiene mucho margen de crecimiento y difícilmente vivirá otro boom como sucedió entre 2009 y 2012".

En el período referido, el número de tarjetas pasó de 11,7 millones a las 17,8 millones registrado en el tercer trimestre de 2012, de acuerdo al último dato disponible, pero el dato es aún más importante por su crecimiento exponencial desde 2004.

"Al cerrar el primer trimestre de 2004, la cantidad de tarjetas circulante redondeaba los 5 millones, por lo que el número prácticamente se triplicó en siete años", precisó el documento.

Con relación a la población total del país, los argentinos que cuentan con una tarjeta alcanzan ya el 35 por ciento del total de habitantes, una relación que llegaba a ser solamente del 17 por ciento al finalizar el año 2004.

Con estos antecedentes de desarrollo, la consultora concluyó que "es de esperar de cara a 2013, que a pesar de que el consumo registrará un repunte real, la tasa de crecimiento de los créditos con tarjetas avance sin la espectacularidad de otros años".

"A pesar de que el 2013 es un año electoral y, por lo tanto, el impulso al consumo será intenso, todo indica que se podría estar llegando a un techo para la expansión de este tipo de financiamiento, de la mano de la saturación de la población susceptible de recibir este instrumento por parte de las entidades bancarias", sentenció.

A esto se le suma que "difícilmente haya una baja o flexibilización de los requisitos para el otorgamiento de tarjetas, aunque la democratización de su uso haya sido la herramienta fundamental para el incremento del consumo durante los últimos diez años".