DOLAR
OFICIAL $92.64
COMPRA
$98.64
VENTA
BLUE $140.00
COMPRA
$145.00
VENTA

Suspendieron el juicio contra Pity Álvarez porque creen que no está en condiciones de comprender el proceso

El músico está preso desde 2018 luego de haber asesinado a un vecino en Villa Lugano. Después de una pericia, se recomendó que no comience el debate.


Luego de que el abogado de Pity Álvarez pidiera posponer el juicio al cantante por sus problemas psiquiátricos, el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº 29 aceptó la solicitud. 

La decisión fue tomada debido a las conclusiones de un informe realizado por dos integrantes del Cuerpo Médico Forense, que argumentaron que el artista tiene una “incapacidad sobreviniente”, aspecto previsto en el artículo 77 del Código Procesal Penal de la Nación.

Los jueces Gustavo Goerner y María Cecilia Maiza sumarán a otros peritos para dar mayores precisiones sobre el estado de salud del líder de Viejas Locas, que se encuentra detenido desde el 2018 por haber matado a un vecino de Villa Lugano.

El juicio iba a comenzar este lunes 1 de marzo a las 10.30, pero no habrá novedades hasta que el acusado vuelva a ser evaluado. El juez les solicita a los médicos que definan si Pity “se encuentra en condiciones de asistir al debate, prestar declaración y comprender acabadamente la totalidad de los actos que se lleven adelante en el juicio y administrar los derechos que le asisten en el curso del proceso o si en el caso contrario ha sobrevenido algún tipo de incapacidad que impida llevar adelante el debate”.

También quieren determianr “si el estrés propio de enfrentar un juicio oral podría afectar de manera negativa el estado de salud del justiciable o poner en riesgo su vida, considerando su cuadro en el ámbito de la salud mental, como también las múltiples patologías clínicas que este presenta: diabetes, hepatitis C, insuficiencia respiratoria crónica, obesidad mórbida, hipertensión arterial y artrosis de cadera y rótula”.

La vida del popular artista cambió para siempre aquel 12 de julio de 2018 a la 1.30 de la madrugada, cuando frente a la puerta de acceso a la Torre 12 del barrio Samoré le disparó a Cristian Maximiliano Díaz, conocido en el barrio de Lugano como “Gringo”. Lo que empezó como una charla derivó en una discusión y posteriormente en un crimen.

Según lo que reconstruyó el juez de instrucción Martín Yadarola, ese enfrentamiento se dio porque la víctima le recriminó a “Pity” andar diciendo que él le había robado unas pertenencias de una mochila. Los vecinos que presenciaron todo declararon que Díaz empujó e intentó pegarle a Álvarez y allí fue cuando el artista sacó del bolsillo derecho de su campera una pistola calibre .25 y le disparó a la víctima en la cara y luego, cuando el hombre yacía en el piso, se acercó para rematarlo de otros tres disparos.

Poco después, se dirigió hasta el estacionamiento del complejo Samoré, subió con su novia a un Volkswagen Polo y a los pocos metros le pidió a la joven que arrojara la pistola en una alcantarilla de la colectora de Dellepiane Sur. Minutos después, llegaron al boliche Pinar de Rocha, donde disfrutaron de un recital.

Luego de estar prófugo durante varias horas, el ex Intoxicados se entregó en la comisaría 52 y habló con la prensa. “Lo maté porque era él o yo. Y creo que cualquier animal haría lo mismo”, fueron sus palabras.

Dejá tu comentario