DOLAR
OFICIAL $123.99
COMPRA
$129.99
VENTA
BLUE $235.00
COMPRA
$238.00
VENTA

Si Macri se baja, Michetti será candidata a presidenta por el PRO

* Por Rubén Rabanal. Si soy candidato por la Ciudad, nos quedamos sin candidato a presidente. ¿Vos te animás?». Gabriela Michetti escuchó de Mauricio Macri lo que venía esperando: el jefe de Gobierno porteño había comenzado a pensar seriamente en jugar en la Capital.

Lo que no imaginó Michetti es que ese sacrificio, que deja vacante la candidatura del PRO a la presidencial, le reportaría aceptar ella ocupar el lugar. La ecuación es simple: si Macri se define por intentar renovar el cargo de intendente (aunque esa tarea ya le provoque cierto hastío), Michetti es candidata a presidente. Ése es el único atajo que encuentra por estos días el macrismo para librarse de quedar preso de la voluntad de otro candidato en el caso de una renuncia de Macri a la presidencial. Por ejemplo, ven cada vez con más escollos la posibilidad de que el radicalismo aceptara una colectora del PRO con candidatos a diputados en la provincia de Buenos Aires o en Capital, entre otros distritos. Más aún cuando esa opción viene atada, en el caso bonaerense, también a que la UCR le dé una franquicia a Francisco de Narváez, idea que hizo tambalear la estrategia del macrismo.

Con el 70% del PRO ya presionando para resguardar el bastión de la Capital y sin haber podido cerrar ningún acuerdo con otra fuerza, a Macri le quedaban ayer pocos caminos, a menos que finalmente se definiera por la heroica de pelearle la presidencial a Cristina de Kirchner y a Ricardo Alfonsín sin contar con una estructura nacional.

Para mantenerse en la Ciudad, debería encontrar una boleta presidencial que, aunque sea formalmente, acompañe la propuesta en la Ciudad. Ahí aparecieron los recelos a la posición de Alfonsín. No comprenden muchos dirigentes macristas por qué el candidato radical acepta la posibilidad de al menos estudiar un acuerdo con De Narváez y le pone freno al ingreso del PRO. Recuerdan que a Raúl Alfonsín lo apoyaron fuerzas de centro y centroderecha, similares a las que ahora rechaza su hijo.

Así, la situación podía resumirse en un hecho central: el macrismo aparecía desesperado por lograr que Alfonsín al menos acallara públicamente su rechazo a una colectora macrista, que volvió a repetir ayer, abriendo un tiempo para negociar. Para eso se organizaba sobre el fin de la jornada una nueva comitiva para intentar acercamientos.

Es en esas cuestiones donde aparece la opción Michettipresidente y el pedido de Macri al cual la diputada inmediatamente contestó: «Yo me animo». Si todo falla, Michetti quedaría encargada de llevar adelante la candidatura y estrenarla en el primer ensayo de internas abiertas del 14 de agosto. Esa inscripción debería hacerse el 23 de junio, mientras las elecciones en la Capital se realizarán el 10 de julio. De ahí la necesidad de contar con un candidato para cubrir la grilla presidencial. Michetti, de buena relación con el radicalismo y lazos familiares con éste, hasta podría cumplir la función de acercar la colectora macrista a la aceptación del alfonsinismo.