DOLAR
OFICIAL $98.18
COMPRA
$104.18
VENTA
BLUE $184.00
COMPRA
$187.00
VENTA

Segunda ola y la posibilidad de un nuevo aislamiento: ¿resistiríamos otra cuarentena estricta?

Con la posibilidad de volver otra vez al encierro por la pandemia de coronavirus, InfoVeloz conversó con el psicólogo Ricardo Antonowicz quien brindó su punto de vista y habló de cómo superar las secuelas del encierro.


A más de un año del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la inimaginable pandemia de coronavirus y con las actividades un poco más "normalizadas" los casos volvieron a aumentar y surge la posibilidad de un nuevo aislamiento para evitar el colapso sanitario.

Debido a ello, InfoVeloz conversó con el psicoanalista Ricardo Antonowicz (MN 11556) enumeró las consecuencias psicológicas mas frecuentes que estas medidas dejaron en la población argentina y se preguntó qué pasaría si volviera a decretarse un nuevo cierre de actividades.

“La sociedad padeció un estrés crónico, miedos, temores, enfermedades del cuerpo, deterioros, incapacidades, angustia. Hay sujetos deshechos por factores amorosos y por falta de esparcimiento. Visualizamos síntomas como hostilidad, estrés, excitación, distracciones, falta de cooperación, escasa autoconfianza, depresiones, ansiedades y una notable disminución de la motivación”, resumió Antonowicz. 

Luego de este balance de las consecuencias psíquicas que ocasionó el aislamiento, precisó: “estos cuadros los vimos tanto en el núcleo familiar por cuestiones afectivas como en trabajadores que aún hoy sienten que su fuente de ingreso corre peligro”.

“Para que este flagelo no se cronifique, debemos plantearnos una posible rehabilitación en la salud mental”, recomendó.

Respecto de una eventual repetición de las restricción de actividades, el profesional opinó que “sería letal para algunos sectores de la sociedad” y señaló particularmente a la gente de la tercera edad y los más vulnerables. “Debemos considerar seriamente las condiciones de reintegrar a todos los ciudadanos a la comunidad en lugar de aislarlos”, agregó. 

Según Antonowicz, “la sociedad necesita medidas que aporten sentido al sufrimiento y una comunicación calificada, que informe; no que alarme”. 

Por último, consideró que “hay que reforzar dentro del sistema de salud la atención psicológica de la gente en situación de calle o con problema de adicciones” y argumentó: “la salud mental es un derecho de todos”.

Dejá tu comentario