DOLAR
OFICIAL $92.47
COMPRA
$98.47
VENTA
BLUE $138.00
COMPRA
$143.00
VENTA

Pésima noticia para Boca: se confirmó la grave lesión de Eduardo Salvio, que estará más de seis meses sin jugar

El cuerpo médico de Boca confirmó el diagnóstico del jugador luego de la dolencia que sufrió durante el partido ante Sarmiento en la Bombonera.

Boca Juniors tendrá una baja de consideración de cara a los grandes desafíos que tiene por delante en los próximos meses. Este lunes se confirmó el diagnóstico de la lesión que sufrió Eduardo Salvio y que obligó a retirarlo de la cancha durante el partido que el ‘Xeneize’ empató ante Sarmiento de Junín en la Bombonera por la tercera fecha de la Copa de la Liga.

El cuerpo médico del club de la ribera informó que el Toto sufrió la “ruptura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda”. Aunque no precisó plazos de recuperación, es sabido que este tipo de dolencias conllevan una rehabilitación de al menos seis meses hasta poder regresar a la actividad.

La jugada en la que se lesionó Salvio ocurrió a los 20 minutos del primer tiempo del encuentro ante el elenco de Junín. El ‘Toto’ comandó una conexión ofensiva que se diluyó por un pase que no llegó a destino y justo en el instante de desprenderse del balón sintió un fuerte dolor en su rodilla izquierda. Las repeticiones mostraron que pareció torcerse y doblarse la articulación, motivo por el que perdió la estabilidad y quedó inmóvil en el césped haciendo ademanes de pedido de auxilio.

El futbolista debió ser retirado de la cancha con evidentes muestras de dolor (en su lugar Miguel Ángel Russo dispuso el ingreso de Agustín Obando). Sus propios gestos y los de los médicos ya daban cuenta de la gravedad del asunto, algo que desafortunadamente fue confirmado por los estudios posteriores.

Salvio había sufrido dos lesiones ligamentarias de rodilla derecha (en 2013 y 2015 cuando se hallaba jugando en el fútbol europeo). Esta es la primera vez que tiene problemas con la izquierda.

La jugada en la que se lesionó el ‘Toto’ fue curiosa por demás, debido a que al continuar la acción también quedó lastimado su compañero Carlos Izquierdoz. El Cali sufrió una “lesión condral en la unión esterno-costal”, según el parte médico que difundió el club también este lunes. En su lugar este domingo había ingresado Lisandro López, quien luego convirtió el gol que le dio el empate por 1-1 al conjunto local.

Russo suma soldados a la enfermería aunque hay varios que están a punto de regresar: Marcos Rojo (desgarro de sóleo) y Ramón Ábila (se operó de una hernia inguinal al día siguiente de la final de la Copa Diego Maradona contra Banfield) se entrenarán a la par del resto a partir de la próxima semana y estarán a disposición del entrenador. En tanto que al Pulpo González todavía le restan algunas semanas de rehabilitación por una lesión de tobillo izquierdo provocada en la dicha final contra el Taladro.

Dejá tu comentario