DOLAR
OFICIAL $79.90
COMPRA
$85.90
VENTA
BLUE $155.00
COMPRA
$161.00
VENTA

Paulo Kablan en crisis: le pidió a su mujer dormir en cuantos separados y luego se arrepintió

“Ahora ella lo tomó mal”, aseguró el periodista en "Corta Por Lozano".

En "Cortá por Lozano" suelen hacer una especie de terapia grupal entre los integrantes del ciclo. Esta vez, charlaron entre ellos a medida que iban presentando a los que se encontraban saliendo al aire desde sus hogares. 

Cuando fue el momento de Paulo Kablan, a sus compañeros les llamo la atención su rostro y el propio periodista comentó su tema: “Estoy con mi drama personal de esta semana. No sé si es bueno o malo. Hace una semana inicie ya cuatro dietas y las rompí a todas”, dijo. Pero después se fue para otro lado.

Nico Peralta, que se encontraba sentado en el living del programa de Vero Lozano, dio su punto de vista: “La palabra dieta ya asusta. No hay que hacer dieta jamás en la vida. Me cuesta porque me gusta comer. Hay que bajar la proporción”, explicó.

“No negocies. Bancate dormir solo. Enfrentá el desafío que es un viaje de ida. Es una demostración de amor decirle que es mejor dormir solo”, le dijo Mauro Szeta.

Y allí fue cuando los compañeros del especialista en policiales sacaron la conclusión que esa mala cara se debía a dos cosas: la dieta y la separación de Edith Garibotti, su esposa, de la cama: “Tomé la decisión de irme de la cama porque considero que los matrimonios duran más. No la cambio a la Garibotti, pero me gusta dormir solo”.

“Me sentía bien durmiendo solo, pero me di cuenta que cuando la Garibotti se duerme más tarde y se queda en el living, por ejemplo, no la paso bien. Es el momento de mayor confort que yo sentía. Cuando le plenteé de cambiarme de habitación ella primero lo tomo mal, como decepción. Hasta que se convenció de que no era así. Me fui a otra habitación que es más fría, la cama no es cama. Lo único mío es la almohada y empecé a sentir la soledad”, se sinceró Paulo.

“Tomé la decisión de irme de la cama porque considero que los matrimonios duran más. No la cambio a la Garibotti, pero me gusta dormir solo”, contó Paulo que después fue para atrás.

Ante del desahogo de Kablan, Mauro Szeta decidió darle un consejo de amigos, que tampoco comparte cuarto con su mujer: “No negocies. Bancate dormir solo. Enfrentá el desafío que es un viaje de ida. Es una demostración de amor decirle que es mejor dormir solo. Al principio es un camino de piedras, vas a sentir frío, preguntas, pero a la larga… ¡el amor va más allá de la cucharita!”

Por elección, Paulo se declaró “cristiano” al aire y concluyó sobre su experiencia de dormir solo: “Existe el arrepentimiento y, como cristiano, estoy arrepentido”.

Dejá tu comentario