DOLAR
OFICIAL $104.08
COMPRA
$110.08
VENTA
BLUE $216.00
COMPRA
$219.00
VENTA

Paradoja del Mellizo: regreso y despedida

Guillermo siente, analiza y se prepara para jugar su último partido ante Estudiantes.

El del próximo sábado no será un clásico más para Guillermo Barros Schelotto. Este partido ante Estudiantes será el primero del Mellizo después de haber estado tanto tiempo fuera de Gimnasia y, a su vez, el último que disputará como jugador.

A horas de jugarse este juego ante el Pincha, el capitán del Lobo ya empezó a sentir las sensaciones únicas que generan este tipo de partidos. 

– Guillermo, ¿cómo está viviendo la previa de este clásico?
– Con la máxima expectativa de poder ganar y con algo de ansiedad. Todos nos vamos a preparar para ganar, tanto Gimnasia como Estudiantes, pero ojalá podamos imponernos y quedarnos con este partido tan especial para todos.

– ¿Qué siente al volver a jugar un clásico con la camiseta de Gimnasia después de tanto tiempo?
– Una alegría muy grande, sobre todo, y a su vez una confianza importante de que podemos ganar teniendo un buen partido con el equipo. Trabajamos para lograr eso.

 – ¿Coincide en que después de mucho tiempo, a este clásico los dos equipos llegan con cierta paridad?
– La tendencia de los últimos años dice que Estudiantes ha estado mejor, ha conseguido algunos títulos y nosotros todo lo contrario. Creo que esta vez es la misma situación con la única diferencia que Estudiantes, después de mucho tiempo, perdió de local el domingo con Banfield y no encontró el juego. Pero tienen muy buen equipo, buenos jugadores que en 15 ó 30 segundos te pueden definir un partido. Así que de antemano sólo puedo decir que va a ser un partido muy difícil.

– ¿Estos partidos son tan importante ganarlos como no perderlos?
– En este caso nos toca jugar sabiendo que tenemos que sumar puntos por el tema del promedio. Nosotros tenemos que salir a ganar y lo vamos a hacer. Lo hicimos con San Lorenzo, Olimpo y Colón y obtuvimos los tres resultados posibles. Podés ganar, empatar y perder, pero la idea es para nada especular porque estamos en una situación que no nos permite hace eso.

– ¿Cómo notó al campo de juego?
– Lamentablemente no está diez puntos como nos gustaría. Pero bueno, esperemos que de acá al sábado siga mejorando y que se haga algo para que se mejore el campo de juego. Igualmente hay que destacar que todas las canchas están iguales.

– ¿Va jugar más cerca de Baldassi teniendo en cuenta que en Estudiantes está Verón?
– No, porque considero que nos va a dirigir uno de los mejores árbitros argentinos, que está entre los tres mejores sin dudas. Así que ojalá que todo salga bien, más allá que todos queremos ganar.

– ¿Pero la presencia de Verón es un condimento más de este clásico para usted?
– No. Es un clásico y nada más. En otro momento me tocó jugar con Palermo, Calderón u otros jugadores de trayectoria. Este no es un partido mío contra Verón o de Verón contra mí. Es un partido entre Gimnasia y Estudiantes que tiene el agregado de que yo volví y que Verón hace cinco años que regresó.

– ¿Sí tiene el cosquilleo especial de que este puede ser su último partido ante Estudiantes o es una decisión que ya tiene tomada y de ninguna manera hay vuelta atrás?
– Es mi último clásico, ya lo tengo decidido. Salvo que haya una final, es mi último partido enfrentando a Estudiantes (risas).