DOLAR
OFICIAL $95.95
COMPRA
$101.95
VENTA
BLUE $177.00
COMPRA
$180.00
VENTA

Otro femicidio… y un juez muy particular

Otro femicidio, el de Analía Maldonado, a manos del fisicoculturista Samuel Llanos, ex boxeador de escasos logros y de pocas pulgas cuando se excedía con el alcohol, nos permite conocer la historia del Juez de Paz de General Viamonte.

Por esas cosas de hombre grande, como lo soy, cuando escuché su nombre, dije “¿de dónde viene este Juez?”  El personaje en cuestión, es el Dr. Jorge Aldo Martínez, que fue designado Juez de Paz por el ex gobernador Daniel Scioli. Paso a contarle de quién hablamos. Desconocido por las grandes mayorías, escapa a las entrevistas. Veamos por qué. El magistrado tiene un interesante historial: violento, caprichoso, inescrupuloso y demás adjetivos que voy a omitir. Su ex esposa Valeria Elena Della Mora, lo denunció el 11 de julio de 2011, en la comisaría de la Mujer de Los Toldos, partido de General Viamonte, por intimidaciones verbales y agresiones. Esto sigue así: la mujer también lo denunció porque, también de manera violenta, la obligó a firmar un permiso, en una escribanía, para sacar a su hijo del país, que ese tiempo tenía 4 años. 

Las denuncias no cesaron y ya con el juez en funciones, la mujer tuvo que cambiar en reiteradas ocasiones la cerradura de su casa, en donde convivía con el prestigioso funcionario judicial. La misma casa en la que hasta hace poco tiempo seguía recibiendo visitas intimidatorias y no muy amistosas del juez. Hablamos de una causa del año 2011, la número IN.162-2021, que con los excelentes contactos del juez denunciado, no pudo impedir que sea elevada a juicio y Dios mediante en breve tengamos juicio, condena y castigo.

Con esta pequeña crónica quiero ilustrarlos que la violencia de género, nos traspasa,nos atraviesa. Pasa que en estos selectos nichos, los judiciales, los conflictos, rara vez, terminan en hechos de sangre, pero para las víctimas llegar a juicio representa una odisea. La señora Valeria Elena Della Mora, podrá contarle a un tribunal, su calvario a manos de un personaje con mucho poder que llegó a Juez de la mano del ex procurador Ricardo Casal.

Mire qué llamativo que con este historial, el juez siga trabajando como si nada. Esperemos que los largos tentáculos de los influyentes abogados con buenas relaciones no lo salven. Depende de todos recordar el nombre de la valiente mujer. Ella se animó, aguantó y la Justicia le debe una respuesta: CONDENA EJEMPLAR

  

Dejá tu comentario