DOLAR
OFICIAL $165.82
COMPRA
$174.82
VENTA
BLUE $309.00
COMPRA
$313.00
VENTA

"No quiso matar a Jano"

Los tres policías que detuvieron a uno de los imputados del juicio oral por el homicidio de Matías "Jano" Fernández, afirmaron que éste no quiso matarlo.

Los tres policías que detuvieron a uno de los tres imputados del juicio oral por el homicidio de Matías "Jano" Fernández, asesinado a pedradas, patadas y golpes con un bate de béisbol a la salida de un boliche de Balvanera en marzo de 2011, afirmaron que éste dijo que "no quiso matar" a la víctima.

"No lo quise matar, pero este `garrón´ no me lo voy a comer solo", dijo el imputado Leonel Bufanio (24), según declararon hoy el principal Guillermo Tadeo, el cabo primero Alejandro Sarchione y el sargento Javier Pavía, en lo que fue la tercera audiencia del juicio ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 13 porteño.

Los tres policías federales, todos pertenecientes en el momento del hecho a la brigada de Homicidios de la comisaría 8va, participaron de la investigación del crimen y fueron quienes detuvieron dos días después a Bufanio y a otro de los imputados, Hernán Mendieta (25).

Tadeo, a cargo de la pesquisa en ese entonces, relató además que cuando fueron a detener a Mendieta a su casa en el barrio porteño de Boedo, su pareja les indicó a las autoridades que "se había ido y se había llevado sus pertenencias".

Sin embargo, luego de que su mujer lo telefoneara y lo convenciera de que se entregue, regresó y pudo ser aprehendido.

Néstor Horisberger, en tanto, se presentó un día más tarde en la comisaría junto a su abogado Matías Amaya, se entregó y relató su versión de los hechos.

Luego de los policías, declaró ante los jueces Enrique Gamboa, Diego Guardia y Adolfo Calvete, la mujer de Horisberger, Paula Cunzolo, quien entre lágrimas dijo que su pareja era una "excelente persona", que "no tiene nada que ver" con el hecho y que con Bufanio "no tenía relación".

El crimen de "Jano" Fernández fue cometido el 6 de marzo de 2011 cerca de las 6, en la esquina de Sánchez de Loria y Don Bosco, del barrio porteño de Balvanera, a una cuadra del boliche Fantástico, donde la víctima había ido a festejar su cumpleaños con amigos.

Según se dio por acreditado en la etapa de instrucción, el muchacho se retiró de la discoteca y como había discutido con uno de sus amigos se alejó unos metros de su grupo.

Fernández iba caminando y en ese momento los tres ocupantes de un Fiat Siena, con los que "Jano" discutía se bajaron y al menos dos comenzaron a golpearlo.

En la audiencia anterior declararon los compañeros de trabajo de los imputados, entre ellos Pedro Ávila, quien recordó que al día siguiente del hecho Bufanio se presentó a trabajar con "mucho olor a alcohol" y le contó que al salir del boliche Fantástico la noche anterior "había matado a un guacho", por lo que contradijo su versión.

Es que durante su declaración indagatoria de la primera audiencia del juicio, Bufanio dijo que se había enterado de esa muerte "por la televisión" y que en su trabajo no había comentado nada de lo sucedido a sus compañeros.

En el mismo sentido declararon Hernán Molina y David Sanita, el último de los cuales dijo que "apenas (Bufanio) llegó al supermercado lo divulgó por todos lados".

Los tres testigos coincidieron en que cuando, al día siguiente, los medios periodísticos difundieron imágenes del Siena captado por cámaras de seguridad en la escena del crimen decidieron ir a denunciar lo que sabían a una comisaría.

Con respecto a Mendieta y Horisberger, los testigos manifestaron que Bufanio les relató que habían estado con él durante el hecho, aunque no les especificó qué hizo cada uno de ellos.