DOLAR
OFICIAL $117.91
COMPRA
$123.91
VENTA
BLUE $201.50
COMPRA
$204.50
VENTA

Muerte de Hugo Chávez: ¿Quién es el heredero político en la región?

Los especialistas aseguran que por "su carisma y temperamento" el presidente de Ecuador, Rafael Correa, es el virtual heredero político del presidente venezolano en la región.

Su carisma y temperamento erigen al presidente de Ecuador, Rafael Correa, como virtual heredero político de Hugo Chávez en la región, aunque el escaso peso económico de su país en comparación con Venezuela levanta una muralla difícil de sortear para cualquier liderazgo, dijeron analistas.


El mandatario ecuatoriano, de 49 años de edad, con un carisma y estilo confrontador que genera simpatías y antipatías, es según analistas una figura en América Latina que podría reemplazar a Chávez, aunque los recursos económicos con que cuenta no se comparan con los que posee la economía venezolana.

Correa, recientemente reelecto hasta el 2017 con amplia mayoría en primera vuelta, según el ex asesor de Chávez, el sociólogo alemán radicado en México Heinz Dieterich es el "único posible heredero del liderazgo a nivel latinoamericano".

Pero aunque expresó que el mandatario ecuatoriano "tiene el temperamento caribeño y la inteligencia, el único problema es que Ecuador no tiene el poder económico, territorial y demográfico" de Venezuela, afirmó Dieterich en declaraciones a la emisora mexicana Radio Fórmula.

Para el analista político y director del diario estatal El Telégrafo, Orlando Pérez, Correa tiene un liderazgo "menos caudillista y más ideológico desde su gestión y pensamiento" con "visiones y paradigmas novedosos e innovadores en América Latina por ejemplo sobre un nuevo tipo de hegemonía planteada desde un concepto que parecía obvio que es el de la soberanía". "En medio del liderazgo colectivo que se ha forjado en América Latina, Correa tiene muchas más luces, muchos más argumentos para constituirse en un eje de discusión política en el continente", dijo el analista en entrevista con ANSA.

Pérez considera que Correa puede aparecer como un nuevo líder, pero con un discurso sustentado en las prácticas: "Chávez tuvo un discurso fuerte, de ruptura con lo que estaba pasando en América Latina, en cambio Correa viene a sostenerle y a argumentar mejor ese discurso de ruptura con una práctica administrativa y económica muy eficiente".

"Me parece que el liderazgo no solo está en el discurso o en las formas, sino también de acciones puntuales como la decisión de Correa de no asistir a la cumbre de la OEA en Cartagena por la inasistencia de Cuba", dijo Pérez. El mismo Correa en respuesta a una pregunta de ANSA tras triunfar en los comicios, dijo que, "tal vez por su carisma, Hugo era el más visible, pero en América Latina hay un liderazgo común, compartido". "Yo estaré donde la patria chica y grande lo necesite y no necesito buscar nada para mi", insistió Correa y expresó: "Aquí nadie busca nada y creo que hablo en nombre de Evo Morales, de Cristina Fernández. Para nosotros lo más importante es poder servir".

Sin embargo el día del fallecimiento de Chávez, Correa expresó su compromiso por la igualdad y la justicia social: "Desde el lugar donde te encuentres, querido Hugo, nuestro compromiso, hoy más que nunca, de no dar ni un paso atrás para cumplir con tus sueños que son los sueños compartidos; los sueños de esa Venezuela libre, feliz, digna, soberana; de ese Ecuador equitativo, justo; de esa Bolivia, Cuba, Nicaragua, de esa Patria Grande como la soñaron nuestros libertadores". Un factor que se debe tomar en cuenta son las diferencias económicas de Venezuela y Ecuador, pues como afirma el analista y profesor del departamento de estudios políticos de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), Santiago Basabe "no es suficiente tener carisma para ser líder, se necesitan recursos económicos". "Es necesario tener una capacidad económica para generar un liderazgo y en América Latina solamente la tienen Venezuela, México y Brasil", dijo Basabe en entrevista con ANSA. Basabe considera que la política exterior de Correa busca más bien lograr "una estelaridad, pero de eso a que haya un liderazgo específico hay una gran diferencia. El presidente y el Ecuador están en las portadas de los periódicos, pero no más".

Lo cierto es que Correa contó con el apoyo del mandatario venezolano desde la campaña para su primera elección a finales del 2006 y desde el inicio de su gestión se alineó con los postulados contra el neoliberalismo y el imperialismo.

En la toma de posesión simbólica en la población indígena de Zumbahua en enero del 2007, Chávez y el presidente boliviano Evo Morales acompañaron a Correa y los tres mostraron coincidencias ideológicas. Chávez llamó en ese día a Correa "líder, "hermano, camarada" y dijo que en Ecuador y Latinoamérica está ocurriendo "una resurrección" y se puso a las órdenes de Correa.