DOLAR
OFICIAL $93.49
COMPRA
$99.49
VENTA
BLUE $147.00
COMPRA
$152.00
VENTA

Leti Siciliani disparó contra el jurado de Masterchef Celebrity: “La humillación está de más”

Las instancias finales del certamen de cocina hacen que los participantes y el jurado tengan menos tolerancia y paciencia.

Se acabó la paz en ‘MasterChef Celebrity’. Mientras atraviesan las instancias finales, el jurado se pone exigente, pero los participantes también. Actitudes que hace unos meses podían parecer simpáticas, hoy con el millón de pesos de premio al alcance de la mano pasan a ser intolerables desplantes.

Que el jurado tuvo desde el inicio preferencias es indudable. Nunca se entendió muy bien la vara que los hacía aplaudir a Vicky Xipolitakis, y condenar a Fede Bal frente a los mismos errores, pero fue parte del juego. Pero con la mitad de los participantes en carrera, las diferencias se marcan mucho más.

En el programa del miércoles, Belu Lucius fue la primera en cansarse y denunciar directamente que, a diferencia de otros participantes, el jurado no la ayudaba. Lo que le valió un pedido de explicaciones de Germán Martitegui, que ella dio sin que le temblara un músculo: "En general son muy pocas veces en las que me ayudan". Lo que no se esperaba fue la respuesta del chef: "Es difícil ayudarte a veces porque parece que sabés todo, y que si te hablamos mucho te vamos a distraer". Sin embargo, la participante le mostró su error con mucha altura: "No, yo no estoy negada a que me hablen, me expliquen y a que me enseñen. Al contrario, soy muy receptiva. Vinimos acá a aprender".

A su turno, Leticia Siciliani explicó que sintió lo mismo que su compañera y se mostró molesta con Martitegui: "Yo estoy como Belu. A mí me han ayudado muchas veces, pero hoy no me ayudaron nada. La ayudaron a Analía, pero a Belu tampoco. Además la humillación está de más, la cara que ponés: se te junta la frente con la pera del disgusto que estás sintiendo".

En tiempo de semifinal, y teniendo en cuenta la sensibilidad del jurado y esa famosa vara tan difícil de prever, las chicas no solo tendrán que cocinar muy bien sino caminar con pie de plomo la recta final para poder llegar a la meta.

Dejá tu comentario