DOLAR
OFICIAL $136.21
COMPRA
$142.21
VENTA
BLUE $285.00
COMPRA
$290.00
VENTA

Le reconstruyeron el pene con piel del muslo y mejillas

Médicos estadounidenses le renovaron el miembro a un chico que había sido amputado a los siete años, en un violento ataque. Una cirugía similar se realiza para la reasignación de género.

Un niño ingresó a una sala de operaciones en el Centro Infantil Johns Hopkins, en Washington después de haber sido atacado por una pandilla en las calles de Bangladesh, un año antes. Cuando el chico tenía siete años le cortaron una parte del pene y el testículo derecho. 

Los urólogos en Bangladesh habían hecho lo posible para preservar la uretra del niño. Pero las tomografías en Washington mostraron muy poco tejido peneano alrededor de su herida. "Es una de las heridas no relacionadas con la guerra más graves que he visto en un ser humano", dijo a CNN el médico John Gearhart, quien lo atendió.

Con ayuda de un microscopio, los médicos planearon reconstruir mediante una cirugía la forma del pene, utilizando tejidos del antebrazo del chico, entre su codo y su muñeca. El médico explicó: "Puedes tomar una de esas arterias con un pedazo grande de piel y grasa y moldearlo con la forma de un pene".

Después de un año del ataque, los cirujanos abrieron un área sobre el escroto del niño para ver si había algún tejido peneano utilizable. Ahí descubrieron que una parte del órgano se había contraído hacia adentro del cuerpo después de la amputación. Eso significaba que los cirujanos podían sacar lo que quedaba del pene del niño y utilizarlo para reconstruir el órgano después de retirar todo el tejido cicatricial.

"[En el futuro] sus hormonas sexuales masculinas serían normales, así que tendría los impulsos y deseos sexuales que cualquier otro joven tendría, pero obviamente no podría desempeñarse [sexualmente]", dijo Gearhart. "Y eso sería una discapacidad terrible para este niño conforme se volviera un hombre joven".

Con el uso del órgano restante que se había contraído en el interior de su cuerpo, el equipo pudo salvar algo de tejido eréctil. Gearhart dijo que eso significa que el niño no necesitará un implante posteriormente para tener una vida sexual normal y poder tener hijos.