DOLAR
OFICIAL $104.15
COMPRA
$110.15
VENTA
BLUE $220.00
COMPRA
$223.00
VENTA

La llamada de un familiar que fue clave para la detención del abogado prófugo por el crimen de un motociclista

Santiago Mazzini estaba oculto en la casa de un hermano y hasta allí fueron los policías tras detectar un dato en una comunicación telefónica.

"Interceptamos una llamada donde el padre del imputado hizo un comentario con el que logramos ubicarlo". Todo investigador que se precie de tal sabe que mantenerse prófugo un tiempo es una tarea compleja, por logística y dinero. Un llamado, un error, un desliz. El caso de Santiago Mazzini (37), buscado desde el 4 de agosto, no fue la excepción. Incluso su mujer está embarazada y a punto de dar a luz. Ese detalle también se tenía en cuenta en la búsqueda.

Mazzini fue localizado por agentes de la Subdelegación Departamental de Investigaciones (Sub DDI) de Vicente López y de la DDI de San Isidro en una casa de la calle Obligado al 900, de Don Torcuato.

Está acusado del "homicidio simple" de Julián Gustavo Giménez (28), un piloto de Aerolíneas Argentinas al que embistió con su camioneta tras una pelea de tránsito en Vicente López.

La propiedad pertenece a un hermano de Mazzini y hasta allí llegaron los investigadores gracias al análisis de escuchas telefónicas que había ordenado el fiscal de Vicente López Este a cargo de la causa, Martín Gómez.

El allanamiento se hizo a las 6 de la mañana con una veintena de policías y el abogado de la AFIP fue encontrado mientras dormía en un colchón tirado sobre el piso de una de las habitaciones.

El imputado fue trasladado a los calabozos de la DDI de San Isidro, donde esta tarde será indagado vía electrónica por el fiscal Gómez.

Diego Carbone, abogado que representa como particulares damnificados a los padres de Giménez, aseguró que "la familia está muy aliviada con la detención de Mazzini" y aseguró que ahora espera que quede detenido hasta el juicio.

"Lo estábamos esperando. Fue gracias al trabajo del fiscal Gómez y de la policía bonaerense con escuchas telefónicas", comentó el letrado.

Carbone afirmó que "la única forma de llevar a Mazzini a juicio es detenido, lo demostró con esta actitud que tuvo de profugarse, así que esperamos que le dicten la prisión preventiva".

"La fuga le va a jugar en contra a la hora de que sus abogados pidan algún tipo de excarcelación. Sabía que lo estaban buscando y estaba actuado deslealmente para el proceso", agregó.

El caso ocurrió el 4 de agosto pasado, cuando Mazzini embistió a Giménez con su camioneta Jeep Renegade negra tras una discusión de tránsito cuando la víctima circulaba en moto por San Martín y Remedios de Escalada, de Florida, partido de Vicente López.

Todo comenzó cuando Giménez iba a bordo de su moto marca Motomel y fue embestido por el rodado del abogado Mazzini, patente AD941LW.

Las cámaras del municipio captaron el momento en el que la víctima le dio un golpe de puño al espejo izquierdo de la camioneta mientras cruzaban las vías del ferrocarril y el instante en el que el conductor de ese rodado aceleró y cambió bruscamente de carril para impactarlo.

El piloto de aviones quedó herido debajo de la Jeep y sobre la vereda y murió 20 días después en la sala de terapia intensiva de la Clínica Olivos.

El fiscal Gómez, que ya había pedido la detención del abogado por "homicidio simple en grado de tentativa" en base a los videos del hecho, recaratuló la causa como "homicidio simple" al considerar que Mazzini embistió y atropelló de manera deliberada a Giménez.

La defensa del acusado presentó una eximición de prisión, que fue rechazada tanto por el juez de Garantías 4 de San Isidro, Esteban Rossignoli, como por la Sala III de la Cámara de Apelaciones de ese departamento judicial.

Mazzini permaneció tres meses prófugo, con pedido de captura y el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires ofrecía una recompensa de entre dos y cuatro millones de pesos para quienes aportaran datos.

Dejá tu comentario