DOLAR
OFICIAL $92.47
COMPRA
$98.47
VENTA
BLUE $138.00
COMPRA
$143.00
VENTA

La inseguridad vial y el abuso de alcohol

El viernes por la madrugada, en plena explosión de la pandemia, un grupo de irresponsables que iban en un auto de alta gama, a toda velocidad y tomando alcohol por doquier, terminaron estrellados contra una columna de luz.


Los vecinos de Villa Caraza cuentan que cerca de las tres de la mañana, escucharon un estruendo y cuando salieron a la calle, vieron lo peor: un Audi A1 estrellado contra una columna de alumbrado y con una marquesina de un local encima. Dentro de lo que quedó del auto, estaban las dos víctimas fatales, dos hermanas que venían participando de la fiesta donde abundaba el alcohol, la música de cumbia y la velocidad desenfrenada, terminando como debía ser. En tragedia. 

Las víctimas, las hermanas Ojeda, Nicole de 22 años y con una hija de 2 años y su hermana Agustina de 24 años. La de 22, murió decapitada en el accidente, la otra llegando al hospital. Mientras tanto, el conductor del auto, Alejandro Weber de 28 años, que era alentado por sus acompañantes a que le diera más velocidad al vehículo, perdió el control del mismo. Fin trágico y lógico para una noche llena de excesos y descontrol. Y no murieron todos porque se trata de uno de los  automóviles más seguros del mundo. 

Qué paradoja, ya que esta semana se conoció el fallo contra Eugenio Veppo, que atropelló a dos agentes de tránsito, matando a uno y el otro con irreversibles secuelas de por vida en su salud, se le impuso 9 años y 3 meses de prisión. Les aseguro que los accidentes e incidentes viales son la principal causa de muerte entre los jóvenes, y siempre asociado está el alcohol. Sólo para darles un ejemplo, España tenía similares índices de siniestralidad y abuso de alcohol. Hasta que decidieron terminar con la cuestión con altísimas multas y el retiro de la licencia de conducir e hicieron bajar drásticamente los siniestros. 

Hace rato que sostengo que el consumo y abuso de alcohol en la Argentina adquiere ribetes muy serios. Cualquier ocasión es buena para tomar sin límites. Gente joven, y no tan joven, haciendo gala de su cultura alcohólica generan cientos de incidentes y episodios de violencia, que casi siempre terminan con muertos. ¿El Estado? Ausente con aviso. 

Escuche hablar a los familiares de las chicas muertas en Villa Caraza, contando que eran gente de trabajo y buenas personas. No lo dudo. Pero por lo que se pudo ver en las filmaciones subidas a redes sociales, TODXS los ocupantes del auto participaron de la fiesta que terminó en tragedia. Víctimas y victimarios hicieron todo lo posible para que se diera este desenlace.
El conductor, seguramente, purgara una larga condena en prisión. Los familiares de las víctimas, tal vez, algún día cobren una indemnización.

Por las dudas les dejo el mensaje: seguramente veremos con más frecuencia a conductores irresponsables presos largos años. Si va a manejar, no tome alcohol… Sino, le auguro que más temprano que tarde, puede matar a alguna persona... 

Dejá tu comentario