DOLAR
OFICIAL $143.78
COMPRA
$151.78
VENTA
BLUE $282.00
COMPRA
$285.00
VENTA

La ejecución de una pareja en Vicente López

Una pareja asesinada a balazos apareció dentro de su auto en el garaje de su casa en ese barrio de la zona norte del Gran Buenos Aires. La escena tiene todos los condimentos de un crimen por encargo, pero detuvieron a la empleada doméstica como sospechosa de ser la entregadora. Mientras tanto, los vecinos claman por su inocencia.


José Enrique Del Río, de 74 años, y María Mercedes Alonso, de 72, fueron encontrados dentro de un Mercedes Benz E350 Avantgarde. El hombre era Policía Federal retirado y abogado, la mujer se dedicaba a tareas de inmobiliaria. Según informes preliminares, el cuerpo del hombre tenía tres impactos de bala: uno en la clavícula, otro en el intercostal derecho y el último en una pierna; la mujer tenía un tiro en el ojo.

La hipótesis de los fiscales es que un tercero los mató desde el asiento trasero del auto y que fueron robados por el o los atacantes. Del Río tenía problemas de desplazamiento, usaba bastón para caminar y era acompañante de la mujer, quien conducía el auto. No se sabe con exactitud todavía lo que se llevaron de la casa, pero se sabe que el hombre recientemente habría cobrado una importante suma de dinero.

La empleada doméstica, María Ninfa Aquino, de 64 años de edad, y conocida en el barrio como “Nina”, llegó a la casa a las 7 de la mañana, vio toda la casa revuelta y los moradores no estaban en su habitación. 

La mujer llevaba 11 años trabajando allí, pero las contradicciones en su testimonio ante los policías, despertó las sospechas y se cree que es la entregadora de sus empleadores. Palabras más o menos, dijo que luego de casi una hora de revisar la casa encontró a la pareja ultimada dentro del auto pero no salió corriendo a pedir ayuda ni llamó a la policía. 
El o los atacantes, dieron vuelta la casa y también se llevaron las grabaciones de las cámaras de seguridad. La pareja tenía colocados los cinturones de seguridad y las cerraduras de la casa no fueron forzadas. 

El hombre ultimado, también era dueño de una agencia de seguridad privada y de varios garajes en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En la agencia de seguridad había tenido como socio al comisario retirado Salvador Ramón Patti, primo hermano del ex comisario Luis Patti, ex intendente de Escobar, actualmente detenido por crímenes de lesa humanidad. 

La pareja asesinada no era muy sociable pero se sabe que los fines de semana se iban a una casa en el Country San Diego, del partido de Moreno, y que en los veranos descansaban en las playas de Pinamar, la empleada siempre iba con ellos.  

Cuando se allanó la casa de “Nina”, se encontró una billetera de cuero que era propiedad de la mujer asesinada y donde se sabe estaba la llave de la caja fuerte que había en la casa. 

La empleada está detenida y el viernes a última hora fue indagada, su descargo fue breve y por escrito y no aceptó contestar preguntas. Se observa mucha violencia y sadismo en el hecho. Otro elemento llamativo es la munición utilizada en el arma asesina, que es muy difícil de conseguir… 

Seguro sabremos más en las próximas horas.

Dejá tu comentario