DOLAR
OFICIAL $98.85
COMPRA
$104.85
VENTA
BLUE $190.00
COMPRA
$193.00
VENTA

La Ciudad perderá 13 mil millones de pesos por la quita de coparticipación y deberá ajustar el presupuesto

El Ejecutivo porteño cree que deberá podar partidas para afrontar la quita de un punto de coparticipación. Rodríguez Larreta dijo que mantendrá gastos prioritarios en seguridad, salud y educación.

La decisión del Gobierno nacional de recortar un punto porcentual la cuota de coparticipación de impuestos que recibe la Ciudad de Buenos Aires implicará hasta fin de año una pérdida de fondos cercana a los $13.000 millones. El jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta adelantó que buscará mecanismos presupuestarios para asegurar partidas prioritarias en lo que queda de 2020.

El sistema de reparto de la recaudación de impuestos hacia las provincias es diario y automático. Por esa razón, el impacto que tendrá la medida que entró en vigencia este jueves implicará una poda de lo que las arcas porteñas recibirían desde esta semana hasta que finalice el año.

En lugar de los $36.000 millones presupuestados para todo 2020, serían cerca de $13.000 millones, poco más de un tercio del total. De acuerdo a fuentes del Gobierno de la Ciudad, como comparación, el gasto que realizó el Estado porteño para tomar medidas frente a la pandemia rondó los $15.000 millones desde que empezó la crisis sanitaria.

La pérdida de fondos de la Ciudad se da, además, en un contexto en el que la recaudación tributaria del fisco porteño se encuentra, a pesar del repunte de la actividad y de los ingresos del Estado en los últimos meses, unos $25.000 millones por debajo de los estimado.

Los 1,18 puntos que en rigor eliminó desde este jueves la Casa Rosada en el reparto a la Ciudad representarían, en el Presupuesto 2021 de ese distrito, unos $53.000 millones. De todas formas, según aseguraron desde Bolívar 1 a TN.com.ar, el Ministerio de Hacienda porteño ya descontaba esos fondos a la hora de diseñar la ley de gastos e ingresos del año próximo.

Esto es así, explicaron, porque desde comienzos de año el presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta habían iniciado las conversaciones sobre cómo reducir la cuota de coparticipación. De todas formas, en la Ciudad esperaban una solución consensuada y, en todo caso, que se implemente de forma gradual.

La pregunta que tratarán de responder los miembros del equipo económico de la Ciudad es cómo afrontarán la poda de recursos a esta altura del año. El jefe de Gobierno dijo que buscarán mecanismos presupuestarios para asegurar gastos prioritarios. “Vamos a garantizar los servicios esenciales en la Ciudad de Buenos Aires, empezando por la educación, la salud y la seguridad”, explicó este jueves durante su conferencia de prensa.

Según fuentes oficiales, la Ciudad deberá restringir gastos. La ley de emergencia que la Legislatura sancionó en mayo de este año por la pandemia autoriza al Ejecutivo porteño a recortar “gastos no imprescindibles”.

Otro eje de discusión es si el aumento en la cuota de coparticipación que le otorgó Mauricio Macri a la Ciudad (de 1,4% a 3,75%) fue enteramente para financiar el gasto nuevo en seguridad que implicaba el traspaso de la Policía Federal al ámbito porteño.

“En 2016, a raíz del traspaso de la Policía Federal -un proyecto consensuado entre casi todas las fuerzas políticas de la Ciudad- también se traspasaron los fondos para su funcionamiento, que forman parte de ese 3,5%. La Constitución es clara en ese sentido: cuando se traspasan las funciones tienen que ir de la mano de los recursos necesarios para su funcionamiento”, se defendió Larreta.

La Nación asegura que no es así y que la parte que decidió recortar este jueves por decreto no implica un avance sobre las partidas de seguridad. “Este recorte no afectará la parte salarial, pero puede afectar el equipamiento o la infraestructura”, apuntaron desde la Ciudad.

Dejá tu comentario