DOLAR
OFICIAL $94.39
COMPRA
$100.39
VENTA
BLUE $153.00
COMPRA
$158.00
VENTA

La buena Justicia sí que existe

Se conoció el veredicto del Juicio contra el Comisario José Pedro Potocar. El fiscal Campagnoli aseguraba que tenían una banda que recaudaba plata negra.

Esta semana se conoció el veredicto del Juicio contra el Comisario José Pedro Potocar y otros policías, que según el Fiscal José María Campagnoli, tenían una banda que recaudaba plata negra. El veredicto fue la absolución, como no podía ser de otra manera. 

En su momento fue un enorme golpe para la administración de Rodríguez Larreta, que habían elegido con sumo cuidado a quien sería el primer Jefe de la Policía de la Ciudad, el Comisario José Pedro Potocar. El Fiscal Campagnoli, célebre por asistir cuanto programa que lo inviten para criticar al kirchnerismo, y con su imagen de honesto e impoluto esconde un ser frío, calculador. Y siniestro, pero tan siniestro que pidió la detención de Potocar y de su segunda, Susana Aveni, y al resto de los detenidos los coaccionó hasta que dijeran lo que “le habían encargado” abortar la designación de Potocar, sin una sola prueba directa. 

Recuerdo al fiscal, un sábado por la noche, muy cómodamente instalado en la mesa de Mirta Legrand, diciendo un montón de incoherencias y falacias. Y en ese momento, Potocar y Aveni, presos, estoy seguro que hoy estará atragantado. Y de no mediar nada raro, será su final como fiscal.

La historia de esta injusticia comenzó así: una denuncia anónima llega al Ministerio de Seguridad, a cargo de Patricia Bullrich, que no era nada más ni nada menos que un informe de inteligencia de un Sargento de Gendarmería próximo a retirarse, Martínez. La Justicia pudo rastrear dónde confeccionó los informes, uno desde su casa y otro de una base de Gendarmería en la calle Chilavert de Pompeya. 

Todo esto sin autorización alguna y en clara violación a la ley Inteligencia Interior, lo denuncié en la Justicia Federal. ¿Qué me dijeron? Palabras más, palabras menos, seguí participando. 

Que se enoje quien se enoje, esta causa es lawfare en la Justicia ordinaria y mucho más en la Federal. Le aseguro que no es cuento del Gobierno, aquí hubo operaciones para sacar al Comisario Potocar de su cargo. Obviamente a alguien incomodaba. 

Por eso no crea en los grandes titulares de  los medios de comunicación más poderosos. Para hacer lo que hizo Campagnoli, esto debe ser promovido e ideado por las más esferas del Poder y esto lo hizo un gendarme, que renunció a Gendarmería perdiendo su retiro y se fue a trabajar al ministerio de Seguridad. 

Aquí les presenté lo que fue un enorme calvario para José Pedro Potocar y su hermosa familia y Susana Aveni, a quienes en criollo les cagaron la vida y la carrera. El Fiscal Campagnoli, está cómodo en su oficina, pero seguramente por poco tiempo. 

Por eso no crea lo que le dicen, los buenos no lo son tanto. Son lobos con piel de cordero…  

Dejá tu comentario