DOLAR
OFICIAL $118.44
COMPRA
$124.44
VENTA
BLUE $205.00
COMPRA
$208.00
VENTA

Indignación en Mar del Tuyú: un hombre pescó un delfín en peligro de extinción y se lo llevó envuelto en una manta

El hecho causó revuelo en organizaciones defensoras de los animales. Especie protegida: sólo quedan 8.000 ejemplares en todo el mundo.

Durante las últimas 24 horas se generó un revuelo y una ola de indignación en diferentes organizaciones de defensa de los animales después de que saliera a la luz el video de un hombre que pescó un delfín en la Costa Atlántica argentina y luego se lo llevó envuelto a su casa.

El video fue publicado por la agrupación Activistas Animalistas de la Costa y en el documento se ve a una familia en la costa de la playa con un delfín muerto en la orilla, rodeado de una red de pesca trasmallo, a la altura de la calle 79, en la ciudad de Mar del Tuyú.

Luego, en un segundo video se percibe cómo el pescador envolvió al animal en dos frazadas y se lo lleva a su domicilio en sus hombros.

De manera inmediata, tanto la organización que hizo públicos los videos como la Fundación Fauna Argentina expresaron su repudio y confirmaron que se hizo una denuncia contra el hombre que aparecía en el video.

“Repudiamos este tipo de actos. Esta persona pescó una franciscana, son delfines costeros que están protegidos, y además procedió a llevarse el ejemplar. La persona que filmó dicho acto ya radicó la denuncia correspondiente. Esperamos que la Justicia haga algo y que esta persona explique este aberrante acto”, publicó Fauna Argentina en su cuenta de Instagram.

Juan Lorenzano, presidente de la Fundación Fauna Argentina, expresó también su enérgico repudio a las diferentes transgresiones a la ley que se ven en los videos.

“Acá estamos ante una situación que es grave. Desde el hecho de haber usado una red trasmallo, cosa que está prohibida, y después que a través de eso se capturó a un delfín franciscana. Luego, esta persona se lo carga al hombro y se lo lleva”, explicó Lorenzano, en declaraciones al canal TN.

“Este es un hecho que no reviste antecedentes porque está prohibida la captura de estos mamíferos marinos en el país y más si estamos hablando de una especie protegida en peligro de extinción como lo es la franciscana”, agregó.

El especialista indicó que la especie franciscana habita el océano Atlántico suboccidental desde Espíritu Santo, en Brasil, hasta el sur de la provincia de Río Negro y que en la actualidad apenas quedan 8 mil ejemplares.

“Acá hay un acto delictivo, es un delito lo que se hizo (...) Este hombre tendría que haber dejado al animal y dar conocimiento a las autoridades. Pero creo que no llegó a eso porque sabía que estaba prohibida la captura de estos delfines”, detalló Lorenzano.

Además, el animalista advirtió que en el 2018, su organización logró que el delfín franciscana fuera declarado Monumento Natural de la Provincia de Buenos Aires. “Ese hecho es muy importante para su conservación, pero igual esa ley todavía no está reglamentada, así que en un punto estamos a medias. Ahí también necesitamos que la Justicia actúe con celeridad”, dijo.

Por el momento, el protagonista del video no se presentó ante la Justicia y se desconoce su paradero. Diferentes usuarios en las redes y organizaciones pidieron a la Justicia que lo encuentren y le rogaron al mismo hombre que se presente al menos en una comisaría para dar sus explicaciones sobre lo ocurrido.

El delfín franciscana es también conocido como delfín del Plata. Es uno de los más pequeños, mide entre 1,30 m. y 1,75 m., y más raros del mundo. Se caracteriza por un hocico extremadamente largo y fino. Recibió su nombre debido al color de su piel, en tonos marrones, que recuerda a los hábitos de los monjes franciscanos.

De acuerdo al Ministerio de Ambiente de la Provincia de Buenos Aires, la pesca incidental, como el episodio ocurrido en Mar del Tuyú, causan la muerte de entre 500 y 800 ejemplares por año en la misma Provincia de Buenos Aires y de 2.000 ejemplares en todo Sudamérica. La declaración de esa especie como Monumento Natural es precisamente para dar un resguardo legal y generar estrategias que aporten a su conservación.

Dejá tu comentario