DOLAR
OFICIAL $85.97
COMPRA
$91.97
VENTA
BLUE $151.00
COMPRA
$156.00
VENTA

Hoy periodistas somos todos

Las redes sociales han transformado esta profesión. Opinar, informar, analizar, entretener han dejado de ser patrimonio de los que ejercemos este apasionante oficio.

Muchas veces me preguntan cuál es la clave para ser periodista. Siempre contesto lo mismo: la curiosidad. El día que un periodista pierde la curiosidad deja de serlo. Después vienen otros recursos. La forma de contar los hechos, la capacidad para analizarlos. También la manera en cómo se procesa la información. Depende de conocimientos culturales, de la capacidad de tener el oído y la vista abierta. Pero básicamente lo que se requiere es curiosidad. Interés por conocer el porqué de las cosas. Y básicamente por qué pasan las cosas q pasan.

Un simple celular puede transmitir imágenes que derroquen un gobierno. O que revelen un escándalo descomunal. Ese celular hoy está al alcance de todos. Y cuando esas imágenes comienzan a transitar por las redes de internet pasan a ser dominio de miles de millones de personas.

Pero siempre la diferencia estará en la capacidad de mantener en alerta el sentido de la curiosidad.

Hay tantas preguntas sin respuestas que movilizan este sentimiento.

Por ejemplo, la pandemia que estamos enfrentando. En la Argentina  mueren por día más de 1000 personas. La principal causa de esas muertes son las patologías cardiovasculares. O sea en un día muere casi el doble de las personas que mató la pandemia desde que está entre nosotros. Cabe la pregunta: ¿Es lógico parar 100 días un país? Otra pregunta también que cabe es: ¿si no se hubiera parado el país no tendríamos montañas de muertos como dice un ministro? Por ahora la respuesta es es incierta.

Cuando comencé mi carrera periodística tuve el privilegio de dar varias veces la vuelta al mundo. Mi tarea era buscar la noticia en cualquier lugar del mundo donde ocurriera. Lo que hoy se resuelve con un celular en ese entonces requería viajar con 150 kilos de equipaje: cámaras de fotos, equipo de revelado, máquina de escribir, perforadora de cinta de télex, transmisor de radio y telefotos. Para la ropa quedaba muy poco espacio.

Me tocó cubrir el asesinato y posterior funeral de Martin Luther King. Más de 50 años después, el asesinato de George Floyd revela que el odio racial sigue siendo una característica espantosa de la vida de los Estados Unidos. Pero con una diferencia importante. La mayoría de los participantes por las revueltas que provocó el asesinato de Floyd son blancos. No es un dato menor.

Muchos jóvenes periodistas me piden trabajo. Algunos de los con CV impresionan. No les presto demasiada atención a esos antecedentes. Les pido que salgan, caminen unas cuadras y vuelvan con 5 ideas y temas que encontraron en esa recorrida. La mayoría no vuelve porque lo que no enseñan las facultades es precisamente lo que puse al comienzo. Mantener alerta la curiosidad.

Me preguntan también si tengo admiración por algunos colegas. Admiración no, pero respeto sí. Por muchos. Pero prefiero nombrar a los  que yo admiraba cuando comencé esta carrera. Y muchos de ellos dejaron huellas y abrieron caminos que aun hoy siguen vigentes. Neustadt, Horacio de Dios, Héctor Ricardo García, Jacobo Timermann, Mariano Grondona, Raúl Urtizberea. Con algunos de ellos tuve el honor de trabajar. A otros los admiré a la distancia y fueron inspiración.

Estos apuntes desordenados los hice para justificar el título de esta columna: periodistas somos todos aquellos que mantenemos intacto el sentimiento de la curiosidad. En este trabajo hay que  reconocer  que siempre son más importantes las preguntas que las respuestas. Feliz día a los 44 millones de periodistas argentinos.



Seguí a Chiche Gelblung en su perfil oficial de Instagram: https://www.instagram.com/chiche_oficial/