DOLAR HOY: COMPRA $56.60 VENTA $60.69

Historias del fútbol femenino: que no se te escape tu destino

Por Romina Sacher. La jugadora de Rosario Central, Selena Chamorra convirtió el primer gol de la era profesional del fútbol femenino.

Futbol argentino femenino

A las 19.06 del viernes 20 de septiembre de 2019, Selena Chamorra convirtió el primer gol de la era profesional del fútbol femenino. Fue en la victoria de su equipo Rosario Central frente a Villa San Carlos por 5 a 1.

En la placita de Alvear, los límites de la cancha no existían. Un buzo o una remera hacían de poste del arco, el otro palo era una baldosa floja. Listo, la imaginación hacia el resto. La canchita del barrio en Rosario era el escenario perfecto y todo lo que necesitaban era echar a rodar la pelota y con ella los sueños.

Desde los cuatro años, Selena acompañaba a sus hermanos a la plaza donde jugaban. Era la única nena. “Mis hermanos me invitaban cuando faltaba uno, y a mí me gustaba, así que después iba igual aunque estuvieran completos”, cuenta Chamorra. El futbol no le era algo extraño, su familia le enseñó a jugar pero también le contagiaron esta pasión inexplicable: “Es algo con lo que crecí y que amo con todo mi corazón”.

A pesar de esta conexión tan fuerte con el deporte, y de las tardes interminables de la placita de Alvear, este romance se interrumpió porque la liga en donde la querían fichar no aceptaba nenas. Así Selena dejó de jugar pero nunca de correr y practicó durante nueve largos años atletismo.

Selena siguió corriendo. Primero de manera recreativa y luego se animó a competir. Llegaron los torneos provinciales y los nacionales hasta el 2016, donde sintió que “era una etapa cumplida”.

Mientras comenzaba a despedirse del atletismo, su madrina llegó con la noticia que marcaría su destino hasta hoy: había prueba de jugadoras en Arroyo Seco.

A sus 16 años y con una deuda pendiente, la hija prodiga regresó a su primer amor. Su primer entrenamiento fue en una cancha de fútbol cinco con un solo arco. “Empecé de enganche en Reserva pero como corría bastante rápido la “Zurda” (NdeR: Rosana Gómez, ex DT de Central) me probó de punta y me gustó”, afirmó Chamorra.

Hace solamente dos años que Selena juega al fútbol femenino pero toda su vida jugó a la pelota, en su barrio, con su familia y en su corazón.

Y si de nuevos relatos o nuevas épicas se trata el tiempo dirá entonces que la primera mujer en la historia en convertir un gol en la era profesional del futbol femenino, corrió tanto que alcanzó su destino.

Dejá tu comentario