DOLAR
OFICIAL $57.97
COMPRA
$62.97
VENTA
BLUE $73.75
COMPRA
$77.75
VENTA

Gustarse para seducir

Mujeres de diversas edades en un ambiente super hot, con música romántica, luces tenues, una copa de champagne rosado, lencería erótica y un baile de stripptease solo para ellas. ¿Fantasía masculina? No, una realidad concreta. DiarioVeloz.com participó de un taller de seducción y Striptease, para sacarte algo más que todas las dudas...

Gustarse para seducir

* Por Sofía Tarruella y Lorena Lalín
@msofiat/ @lorelalin
starruella@diarioveloz.com/ llalin@diarioveloz.com

Todos disfrutamos de poder seducir, conquistar y complacer a esa persona especial, pero la facilidad de cautivar no surge de modo innato en todas en las personas. Por esto, surgió el taller de seducción y striptease Tentarte, donde las mujeres pueden aprender todos los secretos que facilitan la materialización de nuestras fantasías. 

Celine Stajcer es relacionista Pública, asesora de Imagen, técnica superior en Ceremonial y Protocolo, Coach Ontológica, profesora de Danzas Orientales y directora de Tentarte, lugar desde el cual brinda un taller de sensualidad y striptease destinado a mujeres de cualquier edad. El objetivo: poder seducirse a una misma para luego poder seducir a su pareja. Un lugar sin edades, donde la fantasía hacia el hombre deseado se convierte en el principal objetivo, y donde aprender a conocerse y aceptarse el propio cuerpo será la necesaria herramienta a trabajar para cumplir con la meta deseada.

"La idea empezó porque yo veía que muchas chicas se sentían inhibidas frente al contacto con el  hombre y  no podían cumplir sus deseos de seducción. Ante la curiosidad me interioricé en el tema y vi que es algo que se puede aprender, que uno puede formarse para manejar un lenguaje corporal y gestual, acorde a la etapa de la vida de cada una  y de lo que quiere lograr. Esto requería de un taller completo e integral que no había, por eso creé Tentarte", señala Celine.

Mujeres que al inicio ingresaron casi temerosas se retiran absolutamente confiadas en sí mismas, mujeres que ocultaron el verdadero lugar a donde se dirigían vuelven a su hogar con un alto orgullo de haberse despojado de los preconceptos de una sociedad altamente machista, donde aquella mujer que se atreve a bailar un stripptease rápidamente se convierte en una prostituta barata sin estilo. Porque, como a todo hombre le gusta que su mujer se "transforme" en un encuentro sexual, a toda mujer le gusta –aunque todavía muchas lo nieguen o les cueste aceptarlo- transformarse en un "objeto" de deseo de ese hombre anhelado.

Mujeres de todas las edades, casadas, solteras con y sin apuros, concurren al taller para cautivar a su pareja, como una `inversión a futuro´, para aprender trucos nuevos, o simplemente, para pasar un buen rato entre mujeres.

En el restaurante afrodisíaco Te Mataré Ramírez, las cortinas de terciopelo rojo enmarcan un salón de luces bajas, donde pinturas al óleo de cuerpos desnudos decoran las paredes, y canciones de blues, pop, o rock especialmente seleccionadas, completan una atmósfera que provoca dejar atrás los tapujos y destapar la sensualidad.

"La idea es que cada mujer pueda expresar lo mejor de su feminidad, potenciándola con conocimientos y un acompañamiento profesional. Saber comportarnos, mejorar nuestra imagen  y descifrar el lenguaje corporal es la clave", asegura la profesora Celine Stajcer.

Antes de que comience el taller, las mujeres se visten con disfraces, prendas de gazas, transparencias o bordados,  y los rostros se maquillan con colores y brillos que incentivan la auto confianza. Listo el look, la clase se inaugura con una copa de champagne que, como todas las bebidas alcohólicas es un deshinibidor, y un bombón de chocolate, alimento afrodisíaco por excelencia. Con el cuerpo preparado-por dentro y por fuera-  las alumnas se embarcan  en una jornada que incluirá una parte teórica, clases de baile erótico, Streaptease y secretos para explorar la sensualidad y sorprenderse a una misma.

Además de aprender y luego poner en práctica las posturas, pasos de baile, la mirada seductora, la vestimenta adecuada, Stajcer destaca que lo más importante
"es la actitud y la seguridad en una misma, por esto, es necesario conocerse y ser concientes de las cosas con las cuales no nos sentimos cómodas para poder trabajarlas y resolverlas".

Una de las dificultades más comunes para conquistar, es el pudor de usar la seducción para lograr un objetivo, cuesta soltarse y entregarse sin sentirse que somos `prostitutas´: "Una no tiene que tomarlo como que nos cosfiicamos por hacer un Streaptease sino que es un obsequio para la otra persona y la pareja. El mejor regalo para cortar con la rutina, animarte a enriquecerte y a enriquecer al otro con tu propio erotismo,  y poder gozar de a dos".

Y aclara que el curso está dirigido a lo femenino por preferencia y por la capacidad que tiene la mujer de "auto erotizarse", pero el hombre también debe acompañar y no quedarse atrás en la seducción de su pareja.

"Antes que todo, para seducir al otro, primero tenés que seducirte a vos, quererse a uno mismo, aceptarse, tiene que ver con no compararse con un prototipo de edad y cuerpo, dejar de lado los mitos y prejuicios,  y entregarse al placer", concluye.

Desde veinteañeras estudiantes hasta cincuenteañeras amas de casa, todas dejan sus prejuicios de lado para convertirse en una femme fatal durante algo más de dos horas. Sus caras y sus comentarios demuestran que, a pesar de las distancias, todas llegan con un objetivo en común: gustarse para gustar. Primero habrá que aceptarse, habrá que jugar con las herramientas ofrecidas, para luego poder ofrecer todo lo aprendido a ese "otro" tan deseado.

El taller se dicta martes y sábados en Te Mataré Ramírez, Gorriti 5054 1º Piso y cuesta  60 pesos.  Reservas e inscripciones: 15 5626-2194 o celine@tentarte.com.ar