DOLAR
OFICIAL $97.58
COMPRA
$103.58
VENTA
BLUE $183.00
COMPRA
$186.00
VENTA

¿Feministas en las listas? las PASO 2021

Más allá de los resultados de las PASO y de las elecciones generales que se realizarán en noviembre, es importante analizar la conformación de las listas que compiten en este año electoral. Cómo se cumple la Ley de Paridad, cuánto componente feminista hay en las listas y qué expectativas hay de real presencia de mujeres que defiendan los derechos del género y las diversidades en los poderes legislativos.

ph: Carla Coria
ph: Carla Coria
En estas elecciones legislativas renovamos la mitad de la Cámara de diputados y diputadas a nivel nacional como provincial, un tercio de la Cámara de Senadores tanto a nivel nacional como en las provincias que tenemos sistemas bicamerales, se renuevan además la mitad de los Concejos Deliberantes en los municipios pero también hay elecciones ejecutivas en Corrientes -ya realizadas-  y en Santiago del Estero donde los gobernadores tienen que poner a consideración del voto popular su continuidad o no.  
Las elecciones legislativas se integran por múltiples personas y en tal sentido son mucho más permeables a la representación paritaria de género en relación con las elecciones ejecutivas donde se elige un solo cargo. 

Argentina tuvo la Ley de Cupo desde 1991; fue el primer país del mundo en tener una Ley así. La Ley de Cupo del ´91 establecía que un 30 % de las lista tenían que ser integradas por mujeres. Esto fue algo de vanguardia en el mundo entero ya que no había países ni de Europa ni en ninguna otra parte del hemisferio norte que tuvieran normativas similares.  Pero no nos quedamos ahí sino que seguimos avanzando para lograr   a fin del año 2017 la paridad que implica que no sólo las listas tienen que ser mitad compuestas por varones y mitad compuestas por mujeres, sino algo muy importante que es que los cargos tienen que estar intercalados. Esto garantiza una representación mucho más igualitaria en temas de género, al menos en principio. En la práctica, el hecho de que los varones encabecen las listas hace que aquellos partidos que no saquen una gran cantidad de votos y solamente entre un diputado a la Legislatura y que sea varón va a constituir una composición final de la cámara  que siempre va a tener un sesgo masculino.  
 
A pesar de esto  hay  que destacar que hay figuras femeninas interesantes, tanto en las cabezas de las listas como dentro de ellas en distintos frentes políticos.  
En la Provincia de Buenos Aires está Victoria Tolosa Paz de la ciudad de La Plata como primera candidata a diputada nacional en el Frente de Todos. Ella hasta su nominación estuvo presidiendo el Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, al cual le imprimió una gestión basada en la  perspectiva de género.  Ella se alineó  a  los Objetivos del Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas  que tiene la  igualdad de género como norte, y este Consejo produjo  una serie de datos e indicadores que son sumamente interesantes para quienes hacemos investigación, ya que son indicadores de género de todo tipo, relacionados a la salud sexual y reproductiva, al trabajo, a tareas de cuidado, posibilitándonos tener un panorama acabado y fiel en términos estadísticos de cómo estamos en este período. Tolosa Paz durante la campaña, producto de su rol de candidata tuvo pronunciamientos bien feministas: en primer lugar  fue crítica de su propio espacio político, visibilizando el hecho de que en las reuniones semanales que se llevan adelante para acordar estrategias de campaña respecto de las candidaturas o las estrategias hubiera mesas que estuvieran integradas únicamente por varones.  En segundo lugar interpeló que en esos lugares y reuniones donde se deciden temas importantes no estuvieran figuras de su fuerza política  como pueden ser Cristina Álvarez Rodríguez, Verónica Magario, Teresa García y otras mujeres más.  Haciendo en este sentido un análisis desde el feminismo, es destacable el cuestionamiento y la lucha interna que Victoria Tolosa Paz está llevando a cabo que demuestra, en definitiva, que tiene la agenda de género muy clara producto seguramente de su historia de militancia incluso por el derecho al aborto entre otros reclamos del sector.  
 
También en provincia de Buenos Aires encontramos otra cabeza de lista mujer y feminista que es Manuela Castañeira, del Nuevo MAS; en este sentido, la izquierda, en todos los distritos, no sólo en territorio bonaerense, se destaca por haber puesto muchas mujeres como cabezas de lista. De hecho, la mayoría son mujeres e incluso en los distritos en donde van a la interna, las dos internas están encabezadas por mujeres y esto vale tanto para el MAS como para el FIT. En todos los casos son mujeres de trayectoria reconocida del feminismo como por ejemplo Myriam Bregman, Celeste Fierro, que vienen hablando de estos temas hace muchos años,  incluso cuando no era tan masivo como lo es ahora.   
 
Siguiendo en la provincia de Buenos Aires, dentro de  la lista del Frente de Todos, hay dos nombres que quiero destacar, que quizás no  son tan conocidas pero en lo que al feminismo concierne tienen una visión interesante. Una de ellas es Micaela Morán que es diputada provincial y ella ha impulsado proyectos para reconocer la lactancia materna como un derecho para las trabajadoras estatales y también promovió  que los municipios pongan en sus sitios web indicadores que muestren que están comprometidos con la lucha de género,  también impulsó capacitaciones en el ámbito dentro del Poder Judicial,  espacio que sabemos suele ser el más reacio a estos temas. Y también en esta misma agrupación política tenemos a la candidata más joven de la elección, que tiene 26 años, Brenda Vargas Maty, de La Matanza, que es una exponente desde la militancia secundaria, muy ligada a la agenda feminista y al “Ni una menos”.  
Si miramos las representantes en el interior del país, el Frente Amplio Progresista tiene el caso de Mónica Fein, Mendoza el de Anabel Fernández Sagasti, que además preside el PJ en Mendoza, lo cual es un doble mérito. 

Que una mujer encabece una lista no la define como feminista. Cynthia Hotton del partido “Valores para mi país” es un ejemplo. Hotton es diputada, histórica militante celeste, en su momento muy contraria al matrimonio de personas del mismo sexo, lidera su partido pero, por supuesto, no comparte los debates y reclamos del feminismo, más bien todo lo contrario.  

De todas formas  la paridad ofrece una oportunidad.  En primer lugar una oportunidad de Cámaras conformadas lo más “50 y 50” que se pueda y en donde las mujeres no estemos, como sucedía antes, en los lugares no entrables. Que la paridad regule el lugar en la lista es clave, porque muchas veces en Argentina y en otros países para cumplir con estas Leyes de cupo o paridad, lo que se hacía era poner a las mujeres al fondo de la lista y sabemos que nunca entra una lista completa.  

Lo que hay que tener en claro es que  se renuevan 127 diputados: ningún partido renueva 127 diputados, por esto  es clave que estén en lugares como en el primero, tercero, segundo, cuarto, para tener una expectativa realista de poder ingresar y hacer política.  
Y otro aspecto positivo que tiene nuestra Ley de Paridad, que es muy de avanzada, es que  el suplente de cada caso tiene que ser también del mismo género. Esto se basa en muchos antecedentes de tipo judicial que muestran que muchas veces las listas originales son integradas de forma paritaria, pero que al momento de asumir a las mujeres se las hacía renunciar.  Hay un antecedente en México donde sucedió esto en distintos partidos políticos y las mujeres fueron al Poder Judicial a hacer una denuncia al respecto y como no estaba legislado quien era el suplente y el que seguía era un varón automáticamente al hacer renunciar a mujeres asumían solo varones.   

En síntesis, considero relevante que nuestra paridad regule que haya mujeres en lugares centrales y con suplentes del mismo género dando por sentado que los partidos que solamente tengan la posibilidad de colocar un diputado, probablemente coloquen más bien un varón, salvo en el caso de las izquierdas. Pero… a no abandonar la lucha ni perder las esperanzas ya que  las elecciones legislativas siempre ofrecen la  posibilidad de una  representación más  igualitaria.

Dejá tu comentario