DOLAR
OFICIAL $69.71
COMPRA
$74.71
VENTA
BLUE $117.00
COMPRA
$127.00
VENTA

Estafas con tarjetas de crédito: cómo afecta el carding en la Argentina

El peligro existe desde siempre, el modo de estafa a través de tarjetas de crédito vuelve a estar presente en tiempos de crisis, los delincuentes agudizan el ingenio o reutilizan viejas modalidades.

¿Qué es el carding?

Es el modo de estafa por el que obteniendo los datos de una tarjeta de crédito, se realizan compras sin conocimiento del propietario.

Los delincuentes consiguen la fecha de vencimiento del plástico y el código de seguridad de la tarjeta por medio de programas que generan combinaciones o engañan al usuario para que él mismo revele los datos, esto se intenta con sitios falsos de Bancos de renombre donde se solicita reconfirmar los datos de su tarjeta o a través de supuestas ofertas de ventas telefónicas o por internet.

El spam y los mensajes de correo electrónico también son utilizados para obtener información confidencial, que ayuda al estafador a usar en forma virtual la tarjeta de crédito de la víctima.

La mayoría de las empresas de tarjetas de crédito ofrecen a los titulares de tarjetas la protección de los cargos realizados si una tarjeta de crédito o débito si es reportada como robada, pero en el momento de la cancelación de las tarjetas, estas pueden haber realizado una compra.

En nuestro país se pueden encontrar casos de robo de tarjetas y particularmente de "clonación". Al buscar por la web, aparecen varios foros que se dedican a conectar a vendedores de datos de tarjeta de crédito con estafadores. Incluso programas que simulan la compra para certificar que el dato que posee el delincuente es de utilidad para realizar la estafa.Se han dado casos que han sido judicializados, de robo de tarjetas y particularmente de "clonación".

Cómo evitarlo

No  perder nunca de vista el plástico entregado al pagar. Tampoco hay que permitir que el vendedor o cajero que vaya a hacer el cobro digite el número de seguridad o CVV (sigla en inglés), siempre debe hacerlo el propietario de la tarjeta.

.Tener mucho cuidado con el método virtual, llamado phising, en el que los usuarios revelan voluntariamente, tras ser engañados, sus datos personales y financieros. Para esto utilizan páginas de internet donde se hacen pasar por instituciones legítimas, como bancos, hoteles o tiendas en línea, y en algún momento de la comunicación le piden al usuario poner sus datos. No se deben responder encuestas o solicitudes de sitios que emulan los frentes de los Bancos de renombre. Siempre ante la duda consulte a con la institución.

 

Dejá tu comentario