DOLAR
OFICIAL $145.89
COMPRA
$153.89
VENTA
BLUE $286.00
COMPRA
$290.00
VENTA

En contra: la oposición criticó la "democratización" del Consejo de la Magistratura

Las duras críticas partieron de la UCR, el Frente Amplio Progresista y de la nueva alianza entre Pino Solanas y Elisa Carrió, entre otros

Tras rechazar la invitación oficial a participar del acto de anuncio, referentes de  distintos espacios de la oposición cuestionaron hoy la "democratización" judicial que impulsa la presidente Cristina Kirchner y centraron sus críticas en el proyecto que plantea reformar el Consejo de la Magistratura.

  

El líder del Frente Amplio Progresista (FAP), Hermes Binner, aseguró hoy que "el discurso de la Presidenta deja dudas sobre mayorías para la toma de decisiones en el Consejo de la Magistratura".

  

En su cuenta de la red social Twitter, el titular del Partido Socialista se preguntó también si la creación de "la Cámara de Casación de la Seguridad Social será una nueva valla para los jubilados".

  

En un comunicado conjunto, los diputados de Proyecto Sur, Fernando "Pino" Solanas, y de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, rechazaron el plan oficial y remarcaron: "Lo único que quiere el Gobierno es tener los dos tercios del Consejo de la Magistratura para nombrar, acusar y destituir jueces".

  

En tanto, el diputado denarvaísta Gustavo Ferrari expresó que "una verdadera democratización hubiera sido que se mejore el acceso a la Justicia de la gente antes que proteger al Estado contra las medidas cautelares".

  

"Cuando la Presidenta le pretende asignar al Consejo de la Magistratura un rol ajeno a la Constitución, el de conducir y dirigir políticamente a los jueces, no hace otra cosa que

desnudar la intención del Gobierno de controlar al Poder Judicial, el último escollo para consagrar su poder hegemónico", agregó Ferrari en un comunicado.

  

Por su parte, la diputada de Unión por Todos, Patricia Bullrich, consideró que las leyes impulsadas por el oficialismo tienen "como principal objetivo someter a la Justicia".

  

"Ahora le toca el turno a la justicia. Después de los medios de comunicación, el kirchnerismo pretende el dominio total del parlamento y la politización extrema de todos los organismos estatales desplazando carrera y profesionalismo", indicó la

diputada.

  

En el mismo sentido, la diputada nacional Paula Bertol del PRO destacó que la Presidente "dejó en claro sus pretensiones de llevar el control sobre la justicia hasta las últimas consecuencias".

  

Consideró que las medidas de control que se le pretende implementar al Poder Judicial "no tienen asidero si las causas contra los funcionarios del Gobierno continúan cayendo en manos de jueces como (Norberto) Oyarbide o de la Procuradora Gils Carbó".

  

Pablo Tonelli, compañero de banca de Bertol, señaló que la Jefe de Estado "quiere controlar a la Justicia y a los jueces, como lo prueban los anuncios que hizo esta tarde y que justificó en el propósito de democratizar a ese poder del Estado".

  

"Con la excusa de democratizar a la Justicia, que nadie sabe bien qué significa, los proyectos explicados esta tarde solo apuntan a restarle poder a la Corte Suprema, a crear nuevos tribunales que puedan integrarse con jueces cercanos al Gobierno, a controlar el Consejo de la Magistratura y a evitar el límite que ciertas decisiones judiciales y en particular las medidas cautelares", indicó.

  

También el diputado nacional por el Frente Peronista Alfredo Atanasof advirtió que "la Presidente busca la kirchnerización de la Justicia" y agregó que "con la modificación para elegir a los miembros del Consejo de la Magistratura, obliga a los jueces a hacer campaña política".

  

A la vez, indicó que el proyecto enviado por la primera mandataria es inconstitucional, ya que atenta contra el artículo 114 de la Carta Magna y añadió que "es un avasallamiento sin precedentes contra uno de los principales poderes del Estado".

  

Por último, el diputado nacional de la UCR por Tucumán Luis Sacca denunció que el kirchnerismo "busca controlar al Poder Judicial".

  

"Uno de los mayores logros del kirchnerismo fue la renovación de la Corte Suprema de Justicia, desmantelando la mayoría automática pergeñada por el menemismo. Y hoy parece que la presidenta quiere volver sobre sus pasos y debilitar el Poder Judicial poniéndolo nuevamente de rodillas ante el poder político", agregó Sacca.