DOLAR
OFICIAL $98.11
COMPRA
$104.11
VENTA
BLUE $182.00
COMPRA
$185.00
VENTA

Elecciones 2019: Según Bloomberg, las encuestas argentinas no son confiables y "oscurecen"

La agencia internacional advierte que el silencio de las consultoras más prestigiosas profundiza la incertidumbre.

La agencia Bloomberg, uno de los medios de noticias financieras más importantes del mundo, dio un panorama sombrío sobre el devenir de las elecciones presidenciales, al advertir que las encuestadoras de opinión más importantes están manteniendo "en privado" sus mediciones.

En la nota nota titulada Argentina Election More Uncertain as Pollsters Go Dark ("Las elecciones argentinas son más inciertas a medida que las encuestas 'se silencian'"), Bloomberg apuntó que la "escasez de datos de encuestas públicas y confiables está agregando otra capa de duda a lo que se espera que sea una carrera dura y muy disputada".

"Algunas de las firmas encuestadoras más respetadas del país no han publicado encuestas últimamente, ya que dan prioridad a los clientes privados sobre compartir la investigación con el público como en otros ciclos electorales", señala el texto firmado por el periodista Patrick Gillespie.

El artículo, publicado hace dos días, recoge el punto de vista de diferentes analistas a cargo de consultoras de opinión pública y operadores del mercado. El director de Real Time Data, Nicolás Solari, dio un pantallazo sobre las causas del peculiar fenómeno: "Los más respetados no hablan y el resto de nosotros que hablamos no estamos de acuerdo. Uno dice esto, el otro dice eso".

Según Bloomberg, nuevas encuestadoras como Real Time Data vinieron a ocupar el "vacío" que dejaron las firmas más tradicionales del sector, como Poliarquía, Isonomía y Management & Fit. El problema de estas empresas, indica Gillespie, es que "se ven desafiadas por un historial escaso".

Por ejemplo, uno de los puntos cuestionados y que hacen poco creíbles los sondeos en danza es el tipo de metodología utilizada.

"El uso común de llamadas telefónicas automáticas o encuestas en línea genera preocupación sobre la confiabilidad de los resultados de las encuestas", se advierte en el artículo, que circunscribe ese fenómeno a un problema global. "La falible ola de datos se produce a medida que la credibilidad de los encuestadores se cuestiona a nivel mundial después de perder el Brexit y las elecciones de 2016 en los Estados Unidos", agrega.

En ese contexto, Bloomberg advierte sobre el temor de los inversionistas sobre un eventual triunfo de la fórmula que encabezan Alberto Fernández y Cristina Kirchner, ya que "podrían revertir las políticas económicas favorables a los negocios de Macri si ganan".

"Para la tercera economía más grande de América Latina, las apuestas son grandes cuando el presidente Mauricio Macri se enfrenta a la boleta encabezada por Alberto Fernández", señala Gillespie acerca de la disputa ante un balotaje entre las listas de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos. Sin embargo, a partir de la ausencia de datos, aclara que la pulseada está abierta: "Hasta ahora, parece que la carrera es un punto muerto".

Hay varias razones para que los estudios de opinión se mantengan en secreto. El director de Isonomía, Juan Germano, afirma en la nota que ningún dirigente político pagaría por la elaboración de encuestas si siempre estuvieran en los periódicos.

"Los encuestadores también dicen que están cautivos para publicar datos que podrían ser interpretados incorrectamente o comparados en los medios de comunicación con otra encuesta sin una metodología similar, creando una confusión pública", sostiene Bloomberg.

Es la decisión que tomaron en Management & Fit. "Publicar una encuesta sobre una segunda vuelta en noviembre, sin saber quiénes eran los candidatos, no nos parecía responsable", señaló Mariel Fornoni, titular de la consultora de opinión, quien aclaró que revelará sus estudios recién cuando se acerque la fecha de los comicios.

Sin embargo, Fornoni dio un ejemplo y "habló sobre el perfil del electorado en un pequeño evento el miércoles en Buenos Aires y dijo que el 38% de los votantes votaría por Macri, mientras que el 35% votaría por Fernández", señala el artículo.

En el medio de esa incertidumbre, Bloomberg reflexiona la normativa electoral con relación a las encuestas, al afirmar que el país, en contraste con la región, "tiene una notable falta de estándares de sondeo oficiales".

"Hay poca regulación electoral, no se requiere metodología o calendario de fechas de publicación. También hay pocas fuentes de financiamiento", comenta en el artículo el politólogo Ernesto Calvo, profesor de la Universidad de Maryland, de Estados Unidos. Además, advierte que algunos sondeos "se utilizan para fines políticos" y que los de "alta calidad son muy caros".

Por último, la agencia de noticias financieras recuerda que una sola encuesta "puede tener consecuencias reales e inmediatas para los argentinos". Fue el caso de un sondeo privado de Isonomía del mes de abril, que mostró a Mauricio Macri perdiendo la elección en balotaje ante Cristina Kirchner, poco antes de que anunciara a Alberto Fernández como candidato presidencial.

"Los inversores entraron en pánico, el peso cayó un 9% en una semana y los rendimientos de los bonos del Gobierno se dispararon", rememora Gillespie en la nota.

Por eso, recoge el guante de algunos inversores que plantean que no deberían publicarse encuestas antes de las elecciones primarias. Es que la competencia comienza de manera oficial recién el 7 de julio y todavía el panorama no está claro para los electores, recuerda la agencia.

"Es problemático predecir los resultados electorales tan lejos de la elección y con un número alto de votantes indecisos", señala ante Bloomberg Daniel Chodos, jefe de estrategia de créditos soberanos para América Latina del banco Credit Suisse. "Todos estos problemas hacen que las encuestas agreguen incertidumbre al mercado ", concluye el operador financiero.