DOLAR
OFICIAL $100.17
COMPRA
$106.17
VENTA
BLUE $198.00
COMPRA
$201.00
VENTA

El video de la persecución en la que la Policía baleó a Lucas González

Se trata de las impagenes captadas por las cámaras de seguridad de Barracas. Allí se ve el momento en que los tres efectivos persiguieron al joven de 17 años después de salir de un entrenamiento de fútbol. 


Este sábado, se conocieron las imágenes en las que se observa el accionar de los tres efectivos acusados de asesinar a Lucas González, el joven futbolista de 17 años de las inferiores de Barracas Central. 

El video captado por las cámaras de seguridad ubicadas en el barrio porteño de Barrancas muestra parte de la secuencia, en el que los policías porteños persiguen a los jóvenes que salían de un kiosco después de comprar un jugo. En esos segundos, disparan contra el VW Surán en el que circulaban los cuatro amigos.

El fiscal pidió la detención y las indagatorias de los tres policías. Temen que se fuguen si no son detenidos. 

Todo ocurrió a plena luz del día. Eran las 10 del miércoles 17 de noviembre y a pocos metros de uno de los ingresos a la villa 21-24, en el barrio de Barracas, tres policías de civil de la Comuna 4D, a bordo de un móvil no identificable, un Nissan Tiida, observaron el Volkswagen Suran y lo cruzaron. Según la versión policial, le dieron la voz de alto para identificar a sus ocupantes pero, supuestamente, el coche no frenó. Más tarde, las víctimas del hecho explicaron que no frenaron porque los policías de civil no se identificaron y pensaron que los querían robar.

Fue entonces que comenzó una persecución, la que quedó registrada en el video. Como se ve en la filmación, publicada por el canal de noticias IP, en la intersección de las avenidas General Iriarte y Vélez Sarsfield, frente a la Basílica del Sagrado Corazón, los agentes de civil lograron colocarse a la par del auto en el que viajaba Lucas.

En ese momento, aunque en el video se observa difuso por la cámara de seguridad, fue cuando los policías comenzaron a disparar. Los jóvenes, ante el terror de los disparos, aceleraron el auto y pocos cuadras más adelante frenaron para pedir ayuda, en el cruce Alvarado y Perdriel. En la parte final del video, también queda expuesto el momento en el que los efectivos descienden del Nissan Tiida para detener a los jóvenes. En ese momento, Lucas González ya había recibido dos impactos de bala en su cabeza. El chico fue trasladado al hospital Penna, desde donde fue derivado al hospital de El Cruce de Florencio Varela: allí murió este último jueves tras ser diagnosticado con “muerte cerebral”.

Tras conocerse el hecho, Cintia, la mamá de Lucas, contó el jueves que su hijo salió de entrenar del club Barracas Central donde jugaba, junto a cuatro compañeros más. Esos chicos habían ido a probarse en el club porque estaban buscando juveniles. Antes de seguir camino, dijo la mujer que pararon a comprar un jugo y en ese trayecto, en función de lo que sabe la familia, frenó un auto -supuestamente- con policías.

“Por lo que nos contó el papá de uno de los chicos, ellos pensaron que los iban a asaltar. Entonces, aceleraron y en ese trayecto le dispararon a mi hijo”, relató la mamá con la voz quebrada en Radio Con Vos.

Para ese entonces, el diagnóstico de Lucas era de muerte cerebral. La mamá del chico que este jueves por la tarde murió reveló que se levantaba a entrenar muy temprano y luego iba al colegio en horario nocturno. “Justo antes de ayer había entregado dos trabajos que le quedaban. La verdad que me destrozaron la vida. Yo quiero que los que hicieron esto la paguen”, pidió.

Las pericias del caso quedaron a cargo de la Policía Federal: ellos fueron los que se quedaron con las armas de los tres policías involucrados en la muerte de Lucas, los que peritaron el auto de los chicos y descubrieron que tenía cuatro impactos de bala, los que levantaron las vainas servidas calibre 9 milímetro de la calle en Barracas y los que cotejarán los proyectiles hallados en la escena. También los que encontraron un revolver de plástico en la parte de atrás del VW Suran.

El caso en un principio quedó a cargo del Juzgado de Menores N°4, del juez Alejandro Cilleruelo, que dispuso que la causa pase al fuero penal de instrucción porque ninguno de los cuatro chicos cometió delito alguno. Además, responsabilizó al inspector Gabriel Alejandro Isassi, el mayor Fabián López y el oficial José Nievas, en su accionar, los tres policías involucrados.

“Los únicos y verdaderos imputados en autos resultaban los policías”, por lo que decidió “la desvinculación definitiva de las personas menores de edad, quienes, como todo parece indicar, fueron víctimas de la policía”, afirmó el juez de Menores en su escrito.

El nuevo fiscal Leonel Gómez Barbella, titular de la Fiscalía N°32, pidió al Juzgado N°7 las detenciones e indagatorias de los tres policías acusados de asesinar el miércoles pasado a Lucas.

Dejá tu comentario