DOLAR
OFICIAL $80.58
COMPRA
$86.58
VENTA
BLUE $149.00
COMPRA
$155.00
VENTA

El primer ministro de Canadá asegura tener información que confirma que Irán derribó el avión ucraniano con un misil

Para el primer ministro, el Boeing 737 que se estrelló cerca de Teherán “fue derribado por un misil tierra-aire”. Autoridades iraníes lo negaron y pidieron que comparta la investigación.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, anunció este jueves que varias fuentes de inteligencia sugieren que el Boeing 737 que cayó cerca de Teherán el miércoles con 63 canadienses a bordo fue "derribado por un misil tierra-aire iraní", coincidiendo con las sospechas que deslizó más temprano el presidente estadounidense, Donald Trump.  

"Tenemos información de múltiples fuentes, incluidos nuestros aliados y nuestros propios servicios", que indica que "el avión fue derribado por un misil tierra-aire iraní". "Puede que no haya sido intencional", dijo en una conferencia de prensa Trudeau.

El primer ministro canadiense insistió en que estos últimos desarrollos "refuerzan la necesidad de una investigación exhaustiva sobre este asunto". "Los canadienses tienen preguntas y merecen respuestas", dijo, al tiempo que afirmó que la noticia es "un gran shock para las familias, que ya están sufriendo ante esta tragedia".

Las autoridades iraníes negaron las informaciones del funcionario canadiense y urgieron a que comparta la información con la comisión investigadora. El portavoz del Gobierno iraní, Alí Rabieí, calificó en un comunicado los informes que responsabilizan a Irán del accidente aéreo de falsos y de "una guerra psicológica".

"Irán acoge con beneplácito la presencia de expertos de los países cuyos ciudadanos murieron en el trágico accidente, y solicita al primer ministro canadiense y a cualquier otro gobierno con información sobre este tema que brinde la información al comité que investiga el accidente", dijo el portavoz de Exteriores, Abas Musaví.

Horas antes, funcionarios estadounidenses declararon que es "muy probable" que haya habido un derribo por culpa de un misil iraní. La caída se produjo horas después de que Irán atacó con misiles balísticos dos bases militares en Irak con personal estadounidense, en medio de un enfrentamiento con Washington tras el asesinato de Qasem Soleimani.

Por su parte, el primer mandatario de los EE.UU., había manifestado que el avión "estaba volando en un vecindario bastante duro y alguien podría haber cometido un error". 

Las fuentes estadounidenses se negaron a aclarar cuáles informes apuntan a un misil iraní. Pero reconocieron que hay satélites y otros sensores en la región y probablemente intercepciones de comunicaciones y otras fuentes.

Un informe preliminar iraní difundido el jueves dice que los pilotos no solicitaron ayuda por radio y que el avión en llamas trataba de regresar al aeropuerto. Por su parte, Ucrania sostuvo que un ataque con misil era una de varias teorías a tener en cuenta a pesar de las negativas de Teherán.

El presidente de Irán, Hasán Rohani, ordenó crear un "equipo conjunto" con expertos ucranianos para investigar las causas del siniestro. EL mandatario mantuvo una conversación telefónica con su par ucraniano, Volodimir Zelenski, en la que acordaron "facilitar la cooperación" entre los investigadores de ambos países. Zelenskiy había dicho que su gobierno estaba considerando "varias posibilidades", pero pidió a todos que se abstengan de especular.

A las sospechas oficiales hay que agregarle el dato de que una empresa de inteligencia privada concluyó que probablemente fue alcanzado por un misil. La firma con sede en Londres IHS Markit dijo en un memorando que es “probable que haya sido derribado por error por un operadas por CGRI SA-15 misiles”, aseguró The Guardian.

Citó imágenes que circulan en las redes sociales que muestran un misil de fabricación rusa que supuestamente fue fotografiado cerca del lugar del accidente. No pudo confirmar la autenticidad de la imagen, pero dijo que la consideraba creíble.

El vuelo PS752 de Ukrainian International Airlines despegó desde Teherán con destino a Kiev, pero se estrelló minutos después. Murieron 176 personas, incluidos 63 canadienses.

El momento del desastre, unas horas después de que Irán disparara misiles balísticos contra las fuerzas estadounidenses estacionadas en Irak en represalia por el asesinato del general Qassem Suleimani, ha alimentado las especulaciones de que podría haber estado relacionado de alguna manera con las hostilidades.

Dejá tu comentario