DOLAR
OFICIAL $98.10
COMPRA
$104.10
VENTA
BLUE $182.00
COMPRA
$185.00
VENTA

El misterioso suicidio del bibliotecario

La muerte de Emiliano Martin Etchegoyen ocurrió 48 horas antes de su aparición. 


Emiliano Martín Etchegoyen, 40 años, persona con serios problemas en sus relaciones afectivas, apareció este viernes colgado de un pino en los fondos de la casa de su hermano en Berazategui. Hacía 10 días que lo buscaban y apareció colgado de un pino a 8 metros de altura, su muerte ocurrió 48 horas antes de su aparición. 

El suicida era empleado de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno, empleo al que había accedido por una oportuna recomendación, y parece que harto de los problemas con sus ex y prisionero de una fuerte depresión, decidió terminar con sus penas colgándose de un pino en los fondos de la casa de su hermano, a 8 metros de altura. Una manera rara de suicidarse ésta. Usted se preguntará por qué. Bien, es difícil treparse a un árbol con el consecuente peligro de caerse, y no poder cumplir con el plan. No se sabe si lo ayudaron, yo lo descarto.

El hombre dejó de tener contacto con sus familiares el 12 de julio, hasta que lo encontraron, este viernes 23 en los fondos de la casa del hermano en calle 20 al 2900 de Berazategui. 

La familia no sabe dónde estuvo todos esos días, fuentes de la investigación manejan datos que habría estado alojado en un hotel familiar de la Ciudad de Buenos Aires.

El último dato que tenía su familia, era que venía a la Ciudad de Buenos Aires para consultar a un abogado, intentando encausar sus conflictos con la madre de su hija de 1 año y 5 meses de edad. 

En su anterior relación sentimental, que también terminó llena de disputas y en la cual también tuvo una hija, no fue la excepción en la vida del suicida. Quienes lo conocen dijeron que era una persona tranquila, al menos en su vida pública. Nunca sabremos cómo era en la intimidad, pero su historia de vida nos indica que era un tanto complicado en la convivencia, por lo cual ambas relaciones terminaron, con pleitos mediante. 

Después de 10 días de estar desaparecido Etchegoyen, quien trabaja en el depósito de la Biblioteca Nacional, ubicada en la Recoleta, emprendió el regreso a la casa de su hermano y sabiendo que este no estaba, decidido a terminar con sus penas.  

Con lo cual, tomó una soga y se trepó al pino alto, que había en los fondos de la casa y luego, tomarse el arduo trabajo de treparse al añoso árbol, por fin encontró la rama fuerte, que lo podía sostener al momento de dejarse caer al vacío y así culminar con sus problemas afectivos.

La causa, por averiguación de paradero, tramitaba ante la UFI 4 de Berazategui, a cargo de la Dra. Silvia Borrone, dependiente del Departamento Judicial de Quilmes. 

Analizar qué pasa por la cabeza de un suicida es difícil. Pero siempre antes hay indicadores que nos pueden dar la sospecha de que estamos frente a un posible suicida. Por lo cual, préstele atención a su entorno familiar y siempre trate de escuchar a quien se encuentre deprimido, enfermedad que es una pandemia, en esta desquiciada sociedad que nos toca transitar. 

Dejá tu comentario