DOLAR
OFICIAL $94.71
COMPRA
$100.71
VENTA
BLUE $158.00
COMPRA
$163.00
VENTA

El impactante video en el que un preso es fusilado en el penal de Florencio Varela

Federico Rey, de 23 años, fue asesinado durante el motín en ese establecimiento penitenciario. Tenía tres impactos de bala. IMÁGENES SENSIBLES. 

El miércoles pasado, hubo un motín en la Unidad Penitenciaria N° 23 del Servicio Penitenciario Bonaerense​ (SPB), lugar donde se registró el primer caso de un preso con coronavirus en el país. Ese día, una protesta de los detenidos de los pabellones 2, 6 y 7 que reclamaban excarcelaciones y medidas de higiene por la pandemia del coronavirus​ derivó en serios incidentes que dejaron un saldo de un muerto y 40 internos y 15 agentes penitenciarios heridos.
De ese mismo día es el video que muestra qué pasó y cómo. El cuerpo de Rey quedó tirado durante varias horas sobre uno de los techos del penal, mientras la versión oficial del SPB aseguraba que el joven había muerto tras recibir un facazo en una "pelea entre bandas de presos​​".


Era mentira. Primero los peritos de la morgue judicial de Lomas de Zamora encontraron que el cuerpo tenía tres heridas de arma de fuego en el cráneo, en el cuello y en el pecho. 

Ahora, la aparición del video, que consiguió grabar uno de los presos con su celular, deja nuevamente en evidencia la falsedad de la versión de una "pelea entre bandas". Y revela un hecho más grave: a Rey lo habrían rematado a quemarropa, cuando ya estaba caído.

Este sábado, el abogado querellante Juan Manuel Casolati lo presentó ante la fiscal Roxana Giménez, a cargo de la UFI N° 9 de Quilmes, que investiga el caso.

"El video acredita en forma clara y precisa el momento y el modo en que fue asesinado Federico Rey por agentes del SPB mediante tres disparos de arma de fuego que le produjeron la muerte", dijo Casolati a Clarín.

Las imágenes son elocuentes y son pocos los casos de represión y gatillo fácil que quedaron registrados con tanta claridad. En la secuencia se ve una batalla campal en los techos del penal, donde habían subido los internos para protestar.

Mientras un grupo de guardiacárceles intentaba avanzar a fuerza de disparos de escopetas, los presos usaban chapas y frazadas como escudo y algunos arrojaban cascotes. En un momento, los agentes del SPB logran hacer retroceder a los internos. Rey queda último y resiste hasta el final usando la tapa de un contenedor de plástico.

Cuando finalmente se da vuelta para retirarse, dos de los penitenciarios le disparan dos veces a unos tres o cuatro metros de distancia. Rey cae y tres agentes se le acercan. Uno lo empieza a golpear en el piso. Y los otros dos van empuñando las escopetas. El video termina cuando uno de los agentes parece rematarlo en el suelo. 

"Lo más terrible y aterrador es que ante la mirada perpleja de detenidos y de otros funcionarios y agentes del SPB, uno de los asesinos se le acercó a Fernando Rey a escasos centímetros y directamente lo fusiló en el suelo para luego retirarse del lugar", afirmó Casolati.

En la autopsia al cuerpo de Rey, los peritos extrajeron tres proyectiles de plomo "que por sus características se corresponderían a escopeta o similar". En las imágenes se ve que los agentes portaban armas de esas características.

Esos proyectiles fueron enviados su análisis en la pericia balística. Ese podría ser el primer paso de un camino largo y complicado: determinar de qué arma salió cada disparo e identificar al o los tiradores.

En tanto, Casolati le exigió además al SPB y al Ministerio de Justicia "que pongan a disposición del Ministerio Público toda la información y pruebas que tengan en su poder". Y agregó que "de no hacerlo así le cabrían responsabilidades penales por este gravísimo homicidio perpetrado por el estado".

Después del motín, el SPB afirmó que entregó a la fiscal "todas las escopetas y las vainas servidas secuestradas". Esa medida se sumó al descabezamiento de toda la cúpula del penal, ya que no solo actuaron en contra del protocolo de negociación, sino que intentaron encubrir lo que pasó con Rey, que estaba detenido en Varela por robo.

Casolati expresó su "confianza" en el trabajo de la fiscal y remarcó que no solo "son responsables los agentes que dispararon" sino "también todos aquellos funcionarios que por acción u omisión en sus tareas, o tratando de encubrir el homicidio han participado en este hecho de extrema gravedad".

Además del homicidio de Rey, en el motín Casolati indicó que "dos presos perdieron un ojo" y otro recibió ocho balazos balazos de goma en una pierna.

El panorama en del penal de Varela es crítico. La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) denunció que la "situación de hacinamiento llega al 200%". No escapa a la realidad del sistema penitenciario bonaerense, que está en uno de sus peores momentos. Aloja a 44.000 detenidos cuando tiene una capacidad de 29.000, según datos oficiales.

Dejá tu comentario