DOLAR
OFICIAL $187.80
COMPRA
$196.80
VENTA
BLUE $371.00
COMPRA
$375.00
VENTA

El fiscal involucró a los tres rugbiers que no hablaron en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa: “Todos golpearon brutalmente”

El alegato apunta a sostener la premeditación del ataque. Luego expondrá la querella y se formalizarán los pedidos de condena para los ocho rugbiers. Mañana será el turno de la defensa.

El juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa que se lleva adelante en la ciudad de Dolores entró este miércoles en su etapa de alegatos. La fiscalía, el abogado de la familia de la víctima exponen sus fundamentos con relación a las condenas y penas que se solicitarán para los ocho acusados por el homicidio del joven en Villa Gesell. Mañana será el turno de la defensa, mientras que luego se espera que los imputados digan sus últimas palabras al igual que los padres del chico asesinado.



"Hay 5 que terminan pegados a Fernando al momento de que termina la filmación de Lucas Pertossi. Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Viollaz y Benicelli estaban pegados a Fernando. Qué pudueron haber hecho. ¿Se quedaron mirando? No, todos los golpearon brutalmente a Fernando", remarcó Gustavo García, uno de los fiscales del juicio. Viollaz, Benicelli y Comelli fueron los tres rugbiers que no hablaron durante las 13 audiencias previas del juicio.

 

La Fiscalía: "Acordaron matar a Fernando y esperaron el momento adecuado para hacerlo"

García, uno de los fiscales del juicio, comienza contando los acontecimientos dentro y fuera del boliche Le Brique de Villa Gesell. Dijo que los rugbiers "esperaron 7 minutos a pocos metros de Fernando acordando matarlo, esperando el momento adecuado para hacerlo".

"Atacaron por sorpresa, a traición, al unísono a Fernando, sin que pudiera defenderse", agregaron.

García remarcó que lo acontecido "encuadra en la figura de homicidio doblemente agravado por haber sido cometido con alevosía y con el concurso premeditado de dos o más personas en concurso ideal con lesiones leves reiteradas".

El fiscal Gustavo García ilustra su alegato con imágenes capturadas de videos, desde el momento en que Máximo Thomsen es retirado del boliche, cuando le hace la seña de degüello a Fernando y la salida por la cocina. Los imputados siguen con atención cada detalle, miran al fiscal y lo que describe en la pantalla.

 

"La defensa de la víctima se vio disminuida"

Luego de mostrar los videos del ataque de Fernando en la calle, Gustavo García, uno de los fiscales del juicio, dijo que "la alevosía agrava la menor posibilidad de defensa de la víctima, es similar fundamento para la premeditación, cuya posibilidad de defensa de la víctima se ve disminuida por la pluralidad de agentes".

Gustavo García, uno de los fiscales del juicio, reiteró que "los imputados siete minutos antes de iniciar el ataque se encontraban a pocos metros de Fernando".

En ese sentido, remarcó: "Hubo una estrategia o planificación de cómo iniciar el ataque", el cual dijo fue las 4:44 de la madrugada del 18 de enero de 2020.

"Luciano Pertossi fue uno de los que liberó el área para atacar a Fernando", añadió.

 

"Fernando fue atacado desde atrás, ni siquiera tuvo la posibilidad de ver de quién venía el golpe"

"Enzo Comelli pudo haber dado el primer golpe. Ayrton Viollaz fue uno de los primeros en atacar Fernando. Benicelli fue uno de los primero que le pegó a Fernando estando caído. Algunos testigos dijeron que fueron golpes de nocaut", señaló Gustavo García, uno de los fiscales del juicio.

"Si faltaba algo para decir que esto fue orquestado, organizado... es que hayan decidido filmar el inicio de la agresión. Es como ponerle la frutilla al postre. Si se necesitaba algo más para sostener que se pusieron de acuerdo para cometer el hecho y la manera que lo hicieron premeditadamente es filmar el inicio del ataque", exclamó Gustavo García, uno de los fiscales del juicio.

"Nunca en mi vida vi 23 testigos presenciales del hecho. Todos algo aportan respecto a lo que ocurrió. Sin embargo, es como que le dimos demasiada trascendencia a los videos, como que nos sacó de foco del resto de la prueba", dijo Gustavo García, uno de los fiscales del juicio.

Por eso, explicó, le puso a este segmento de su exposición: "Relevancia de los videos, su poder de atracción y fascinación en detrimento de la prueba restante".

"En el inicio de la golpiza están Comelli, Cinalli, Viollaz y Lucas Pertossi", aseguró.

"La mayoría empezó a pegarle y después se iban turnando y algunos cubrían", explicó el fiscal García.

"Fernando no se levantó y siguieron pegándole patadas un minuto, minuto y medio", continuó.

 

“Todos los golpearon brutalmente"

"Hay 5 que terminan pegados a Fernando al momento de que termina la filmación de Lucas Pertossi. Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Viollaz y Benicelli estaban pegados a Fernando. Qué pudueron haber hecho. ¿Se quedaron mirando? No, todos los golpearon brutalmente a Fernando", remarcó Gustavo García, uno de los fiscales del juicio. Viollaz, Benicelli y Comelli fueron los tres rugbiers que no hablaron durante las 13 audiencias previas del juicio.

"El 21 por ciento del hecho está sin filmar, eso tenemos que reconstruir con las testimoniales de los 23 testigos presenciales. Nunca en mis 36 años de Poder Judicial vi un hecho que haya tantos", consideró Gustavo García, uno de los fiscales del juicio.

García se refirió a la marca de la suela de la zapatilla de Thomsen en la cara de Fernando: "Los peritos de parte lo minimizaron. Que no fue una lesión grave. Si no lo fue, yo lo tomo como los toreros creo que se lleva la oreja del toro. Eso fue dejarle el sello a Fernando. Para mí fue un sello. Además que fue una patada con suficiente fuerza para marcarla".

García recordó que Tomás D'Alessandro, amigo de Fernando, también recibió una patada en la cabeza. "Cuál es la diferencia con las patadas qué recibió Fernando. Que Tomás no estaba inconsciente, entonces pudo esquivar y amortiguar el golpe. No es lo mismo pegarle a algo que está quieto, inconsciente, sin tener posibilidad de defenderse. No es lo mismo. Las lesiones no son las mismas".

"No hay ninguna duda de la forma en que golpearon a Fernando. El dolo está demostrado sin lugar a duda. A quién se le puede ocurrir que si yo le pegó una patada en la cabeza a una persona que está inconsciente en el suelo... me arriesgaría a que tengo más poder vulnerante a alguien que efectúa un disparo de arma de fuego", relató García, uno de los fiscales del juicio.

"No hubo pelea ni riña, hubo un sólo grupo que le pegó a Fernando y de rebote la ligaron los amigos. Todos contribuyeron para matar a Fernando", apuntó el fiscal Gustavo García.

Dejá tu comentario