DOLAR
OFICIAL $187.80
COMPRA
$196.80
VENTA
BLUE $371.00
COMPRA
$375.00
VENTA

El estado de salud de Diego Brancatelli: sigue internado y se sometió a un bloqueo lumbar

El periodista está internado en el sanatorio de la Trinidad de Palermo, tras una fuerte dolencia en la espalda.

Diego Brancatelli está internado en el Sanatorio de la Trinidad, de Palermo, por fuertes dolores en la espalda. En su cuenta de Instagram, el periodista va relatando el día a día de su paso por el centro médico, dando detalles de su estado de salud y del tratamiento que está llevando a cabo.

“Sorteando palitos en la rueda, sin embargo yo sigo”, señaló el comunicador en la red social. Luego, explicó cuál son las dolencias que lo llevaron a tener que internarse: “Tres hernias de disco. Una que me está afectando fuerte. Internado. Con morfina”. Además, manifestó: “Gracias a todos y a todas por tantos mensajes lindos, a ponerle garra”.

Al tercer día de su internación, hizo referencia a la evolución del tratamiento. “Internación. Día 3. ¿Cómo estoy? Bien. Hoy me empiezan a bajar la cantidad de morfina (lo único que me calma el dolor). Pasar a medicamento vía oral y ver si lo tolero (cuando entré no lo toleraba). Ahí decidir. A casa así o previamente bloqueo del nervio”, detalló respecto de lo que estaba sucediendo.

Este viernes, el panelista de “Argenzuela” (C5N) anunció a sus seguidores que se realizó un procedimiento para para disminuir la inflamación de la columna: “¡Listo, salió bien el bloqueo (lumbar)!”. Luego, dio a entender que en breve podrá retomar sus obligaciones: “Gracias a todos los profesionales de la salud. Ahora a recuperarme y a volver con todo”. Además, les pidió que por favor le recomendaran una buena película para ver desde la clínica.

Además, a través de su cuenta de Instagram contestó preguntas de sus seguidores. entre ellas una respecto de si antes del viaje al Mundial ya sentía algún tipo de dolencia. Ante ello, fue categórico: “Viajé sin dolor y al regreso empecé con toda esta pesadilla. Volví de Qatar. Empezó a doler. Pensé que pasaba. Siguió. Tomé diclofenac. No pasó”.

Pero nada fue tan fácil como supondría, ya que “fui a otro sanatorio, un desastre. El médico ni me revisó. Me recetó algo al ‘tun tun’ y no era. Siguió el dolor. Vine a La Trinidad e hicieron lo que corresponde. RX, resonancia, inyección, medicación correcta y orden de hacer kinesio. Fui al Hospital Penna e hice la primera sesión de kinesio con un doctor que es crack. Parecía que mejoraba, pero...”.

Y tras ello, “algo pasó” el domingo a la noche explicó, momento en que “empezó a doler hasta ver las estrellas”, y fue allí que “llamé servicio médico, me inyectaron y nada. Así que Cecilia agarró el auto y acá estoy: internado”. Luego confesaría que “llegué llorando del dolor (literal) no podía parar de llorar. Me trataron de 1000. Pero lo único que me calmó fue la morfina. Pedí varios rescates. Y quedé bajo control”.

Cabe recordar que Brancatelli ya había explicado que tenía problemas de salud y por este motivo había tenido que dejar algunos compromisos laborales. “Tengo un problema de salud, un problema de salud serio, tengo que dejar de hacer cosas. Estoy obligado. Quiero vivir, quiero vivir más tiempo y me obligaron a dejar actividades”, había manifestado el año pasado.

“Dejé el supermercado, dejé la cervecería, dejé el laburo en Pilar. Dejé un montón de cosas para dedicarme a mis hijos y a mi familia”, había explicado sobre los cambios que realizó ya que no podía encargarse de tantas actividades al mismo tiempo.

Dejá tu comentario