DOLAR
OFICIAL $58.99
COMPRA
$63.99
VENTA
BLUE $74.80
COMPRA
$78.80
VENTA

El dramático relato de una testigo del asesinato de Fernando Báez Sosa en manos de rugbiers en Villa Gesell

"Quienes lo mataron, sabían lo que estaban haciendo. Vieron que estaba tirado en el piso y siguieron dándole", apuntó Mariana.

Mariana, una joven que presenció el asesinato a golpes de un joven de 19 años en la salida de un boliche en Villa Gesell, afirmó: “Nadie podía hacer nada. Le habían reventado la cabeza”.

Según contó la chica, dos riñas ocurrieron de forma simultánea en la madrugada del sábado a pocos metros del boliche. Una de esas peleas terminó con el asesinato de Fernando Báez Sosa, que había ido a la localidad bonaerense a pasar unos días de vacaciones.

Eran más de la cinco, cuando Mariana escuchó gritos y salió del local donde trabaja a ver qué ocurría. Según relató a TN, a unos cincuenta metros de donde se encontraba, unos ocho policías intentaban controlar a un grupo de jóvenes que golpeaba a un chico.

Sin embargo, la joven lamentó que casi al mismo tiempo Fernando estaba siendo pateado de forma brutal por otro grupo. “Hubo dos chicos agredidos. (...) Siempre hay policías acá, pero esta vez estaban donde estaba el primer chico”, relató.

Cuando los agentes se percataron de lo que ocurría a pocos metros de distancia de la primera riña ya era tarde. Fernando Báez Sosa estaba en el piso, inconsciente.

“Quedó tirado. Le hicieron reanimación, vino la policía, los bomberos, lo que tardó fue la ambulancia. (... ) Ya no se podía hacer nada”, dijo la chica.

“La gente pasaba. No había reacción de nadie. Creo que se pudo haber evitado. Nadie se involucró”, apuntó.

Minutos después, con Fernando en el piso “había gente llorando, estaban todos shockeados. No podían hacer nada porque tenía reventada la cabeza”. “El chico no tenía pulso. Le agarró como una convulsión. No se pudo hacer más nada”.

Todo ocurrió en pocos minutos, pero para Mariana hay algo claro: quienes mataron a Fernando “sabían lo que estaban haciendo (...) Vieron que estaba tirado en el piso y siguieron dándole y dándole”.

“No fue una pelea de un grupo contra otro. El chico ya estaba tirado en el piso y le tiraron patadas. Para mí estaban conscientes de lo que hacían”, aseguró.

Dejá tu comentario