DOLAR
OFICIAL $98.10
COMPRA
$104.10
VENTA
BLUE $182.00
COMPRA
$185.00
VENTA

El drama de Chano y un final anunciado

Ahora se debate, si el policía actuó bien o mal. Si era un tema de salud o una cuestión de inseguridad, ¿quién se equivocó? Todos y ninguno, un final abierto a controversias y por si fuera poco, ahora allí, también se instaló la política.

Chano Moreno Charpentier, un rockstar local, que hace rato que viene evidenciando problemas con el abuso de sustancias, tanto que le costó la continuidad de su mayor construcción, la banda Tan Biónica.

Lo que conocemos últimamente del artista, son los incidentes, producto de su estado de salud. Concretamente Ud, querrá saber, si lo que hicieron con Chano, está bien o mal. ESTÁ MAL, el hombre no es un delincuente, es una persona que evidenciaba un cuadro severo de excitación psicomotriz, los médicos deben reducirlo e internarlo, hasta que este compensado.

Pasa que TODOS los sectores, reclaman protocolos de actuación, y el mejor protocolo es el criterio y el sentido común, a los tiros no se arregla NADA. El médico que estaba en el lugar no sabía qué hacer, el policía asustado y dudoso, no encontró mejor manera de terminar con la situación que efectuando un disparo sobre la humidad del atacante, resultado, terminara siendo juzgado en un juicio oral, y pese a los buenos abogados que tiene, seguramente sea condenado.

Ahora la cuestión es el debate nacional, el policía esto, el policía aquello, y  por si fuera poco, ¿quién se solidarizó con Amendolara el policía caído en desgracia?, Chocobar, recientemente condenado por excederse por matar a un malviviente que ya había recibido un disparo, estaba herido y huía del lugar.  Y para hacer más testimonial, ambos policías, retratados en una foto en primera plana de los principales diarios de esta ciudad. Enorme torpeza, en mi opinión.

Volvamos al hecho. El artista paga religiosamente todos los meses una prestigiosa prepaga, que no supo cómo manejar a un paciente agresivo, sugiero cambiar de prestador médico y despido para el medico que estaba allí y seguramente alguna consecuencia legal también le cabria. 

Ahora escucharemos horas de debate, de quienes sostendrán que el policía es una víctima, que es Estado estuvo ausente, que se excedió, que es un típico caso de gatillo fácil, nada de esto es así.

Simplemente veo cada vez de manera más notoria, la falta de decisión o si prefiere gente que le saca el culo a la jeringa, cada cual es responsable de su ámbito de actuación o profesión, aquí se equivocó alguien y muy mal, EL PSIQUIATRA…EL GRAN CULPABLE por incompetente y miedoso. Quien soportara el peor castigo, una vez más, el sacrificado y mal remunerado policía.

Dejá tu comentario