DOLAR
OFICIAL $100.83
COMPRA
$106.83
VENTA
BLUE $195.50
COMPRA
$198.50
VENTA

El policía que le disparó a Chano fue imputado por “lesiones gravísimas”

El oficial Facundo Amendolara fue citado a declarar esta mañana. Está representado por el abogado de Luis Chocobar.

La situación judicial del policía Facundo Amendolara, el oficial que le disparó al músico Santiago “Chano” Moreno Charpentier en supuesta legítima defensa se complicó y fue imputado por “lesiones gravísimas agravadas por el uso de armas de fuego en condición de policía”, una imputación que tiene una pena mínima de 3 años y 15 de máxima. Por el balazo que recibió en la zona abdominal, el cantante tuvo que ser operado y le extirparon el bazo, un riñón y parte del páncreas.

La imputación es transitoria y formal pues hasta el momento no se lo citó a declarar como acusado al efectivo. Amendolara designó formalmente como abogado defensor a Fernando Soto, el mismo que tiene Luis Chocobar, el policía que este año fue condenado por exceso en legítima defensa al matar a un delincuente en el barrio de La Boca.

De hecho, el exagente de la policía de Avellaneda mantuvo un encuentro con su par de la bonaerense para demostrarle todo su apoyo. Sé lo que estás pasando. Te vamos a apoyar para probar que obraste en legítima defensa”, le dijo Chocobar a Amendolara.

El fiscal de Zárate, Martín Zocca, ya realizó este miércoles una inspección ocular en la casa del músico, en la localidad de Exaltación de la Cruz. En el lugar se encontró el cuchillo con el que Chano amenazó a los presentes en medio de un aparente brote psicótico y el casquillo de la bala que disparó Amendolara.

El martes 3 de agosto a las 10 se realizará la pericia balística en la PFA sobre el armareglamentaria, el proyectil y la vaina, lo que puede arrojar la posición del tirador. También se intentará determinar la posición de Chano a partir del sitio en el que fue encontrado el cuchillo, pese a que el policía lo pateó para sacarlo del alcance de la mano del músico cuando éste cayó baleado.

También fue encontrada la remera que Chano tenía puesto y la prenda será sometida a pericias para determinar si contiene restos de la deflagración de pólvora y poder determinar la distancia que separaba el policía del excantante de Tan Biónica.

Según indicaron fuentes judiciales a TN, van a citar nuevamente a otros testigos entre hoy y lunes, entre ellos el psiquiatra de la obra social que estuvo presente, porque lo consideran más imparcial al no ser de la familia ni de la policía. El médico había dicho que no vio el momento preciso del disparo y el supuesto ataque, sino que vio hasta cuando Chano se les fue a los policías con cuchillo en mano.

Este jueves, el abogado de Amendolara, Fernando Soto, afirmó en diálogo con TN que “era su vida o la de Chano”.

El letrado afirmó que Chano estaba “completamente sacado” por los intentos de su madre de hacerlo internar y había agarrado un cuchillo de hoja larga. “Pprimero lo quiso apuñalar al otro oficial (Mariano Giacco), que enseguida tomó distancia. Luego fue hasta la oficial (Vanesa) Flores, que estaba más lejos, y ahí lo arrinconó a Amendolara”.

Soto relató que Amendolara sacó el arma cuando vio que Chano sacó el cuchillo y corrió hacia él. “Le dijo ‘¡alto, policía!’ y empezó a retroceder para no darle la espalda, con mucho temor de resbalarse porque había llovido y estaba lleno de barro. Casi ya encima de él, le dispara para frenarlo y evitar que lo mate. Estaba a dos metros, o menos, incluso. Si avanzaba un paso más lo apuñalaba”, precisó.

El abogado justificó el accionar de su defendido. “¿Qué tenía que hacer? ¿Dejarse apuñalar y terminar muerto como el policía Juan Pablo Roldán (asesinado por un hombre armado con un cuchillo en un bar de Palermo, en septiembre de 2020). Disparar era la única alternativa que tenía. Es muy difícil frenar a un agresor que está con un desequilibrio mental y no mide nada”, remarcó.

Soto también aseguró que el policía “está muy angustiado por él y por Chano, aunque no se arrepiente de lo que hizo”.

La agente Vanesa Flores también sostuvo en su declaración ante la Justicia que el músico arrinconó con un cuchillo a Amendolara, y que a este no le quedó más opción que dispararle. A su vez, la policía relató que en la ambulancia, ya herido, el artista intentó nuevamente agredir a su mamá y le decía “vaya, vividora”.

Según las primeras pericias, la mamá de Chano, Marina, es la que mejor visual tenía de lo que ocurrió el domingo por la noche. El fiscal Zocca dijo días atrás que aguardará la evolución de la salud del músico para citarla a declarar de manera formal.

El miércoles, la mujer negó estar enfrentada con la policía por lo ocurrido y, desde la puerta del Sanatorio Otamendi, donde Chano está internado, reclamó entre lágrimas cambios en la Ley de Salud Mental.

“Solo quiero decir que acá no hay nadie contra nadie, no soy yo contra la Policía. ¿Cómo yo voy a estar en contra de la Policía de Capilla del Señor que es la gente que nos cuida y que ha ayudado a mi hijo tantas veces?”, manifestó llorando. “Acá solo hay víctimas y una es mi hijo. Él está luchando por su vida”, agregó.

Dejá tu comentario