DOLAR
OFICIAL $79.90
COMPRA
$85.90
VENTA
BLUE $155.00
COMPRA
$161.00
VENTA

El dolor de la familia del policía asesinado en Palermo: “Cobran una miseria y siempre son los malos"

“Laburaba todos los días por un sueldo bajo y los derechos humanos son para los presos", sostuvieron la madre y la viuda del oficial.

Horas después del asesinato del Inspector de la Policía Federal Juan Pablo Roldán en la puerta de una confitería en Palermo, la familia reclamó, en medio del dolor, que las autoridades garanticen mayor protección, desde la ley, y mejoras salariales para las fuerzas de seguridad.

“Es siempre el policía el que paga”, aseguraron la esposa y la madre del agente en diálogo con TN. “A los presos les dan planes y tienen los derechos humanos a su favor”, expresaron.

En medio de la conmoción, a pocas horas de la muerte de Roldán, Elba, la madre, reclamó por la situación en la que se desempeñaba el agente. “Las leyes tienen que cambiar, porque es siempre el policía el que paga", aseguró la mujer desde la puerta de su casa de Saavedra. "A los presos les dan planes y tienen los derechos humanos a su favor, en cambio mi hijo laburaba todos los días por un mísero sueldo”, agregó.

“Desde chiquito quería ser policía, como el padre. Yo siempre tuve miedo, le decía que se cuide", contó la mujer. “Más allá de su puesto y que era jefe, siempre iba al frente, nunca mandaba a otros", relató.

En referencia a lo sucedido en Palermo, la mujer aseguró que podría haberse evitado. "Si le hubieran disparado (a Rodrigo Facundo Roza), ese tipo no hubiera hecho lo que hizo. Pero no los culpo, hay que estar en ese momento”, remarcó.

Tanto Elba como Carolina, viuda del efectivo asesinado, aseguraron que trabajaba horas extra. “Sino no le alcanzaba el sueldo”, aseguraron.

En ese sentido, reclamaron por las condiciones laborales de los policías. “Juan Pablo no se sentía respaldado por las leyes. Siempre veíamos en las noticias o nos enterábamos de casos en los que un agente que disparo o se defendió, perdió su carrera", argumentaron. “No hay apoyo hacia el policía, que se defiende o defiende a otros", agregaron.

Juan Pablo Roldán tenía un hijo de cuatro años, junto a su esposa Carolina. Según contó la mujer, el nene se enteró de la trágica noticia a través de la televisión.

“Mi hijo, no quiere ver a nadie, no quiere salir de la habitación. Está enojado, porque entiende y sabe todo lo que está pasando”, sostuvo. "Se enteró por la televisión de que el padre se murió. Cuando le fui a contar se tapaba los oídos y me dijo ‘ya se que papá se murió’”, relató.

“El poco tiempo que estaba en casa prácticamente no dormía para poder estar con su hijo y conmigo. Era un padre excelente”, se lamentó Carolina. "Cuando me avisaron yo no lo podía creer, pensé que era un error”, dijo.

“Las leyes tienen que cambiar, el policía tiene que poderse defender y trabajar como debería ser No tiene que tener miedo por disparar. Hoy fue él, pero hubiese sido también otra persona porque ese hombre iba dispuesto a matar”, concluyó.

Todo ocurrió el lunes por la tarde sobre la Avenida Figueroa Alcorta al 3300, a pocos metros del Malba y de la clínica Mater Dei, y la secuencia quedó registrada por varias cámaras de seguridad. Rodrigo Facundo Roza hace su aparición entre medio de un grupo de personas que tomaba algo en la vereda de un bar y empieza a gritar amenazas y frases incoherentes.

En ese momento se acercaron al lugar dos efectivos de la Policía Federal para contener la situación. Uno de ellos era Juan Roldán, que cuando Roza pregunta con un cuchillo en la mano “¿a quién me llevo primero?”, saca su arma reglamentaria y realiza dos disparos al piso para intimidarlo.

El ataque del agresor, en cambio, fue certero y fatal. Le dio una puñalada al policía en el pecho, a la altura del corazón. En medio del caótico momento, trasladaron de urgencia a Roldán al sanatorio Mater Dei, a unos 80 metros de distancia, pero no pudieron salvarlo. Murió poco después de llegar mientras lo asistían los médicos.

Roldán tenía 33 años y era papá de un nene de cuatro. Minutos después de conocida su identidad, las redes sociales de amigos y familiares se inundaron de conmoción y recuerdos. También el Ministerio de Seguridad de la Nación expresó sus condolencias e incluso este martes, el presidente Alberto Fernández envió un mensaje a través de Twitter.

Dejá tu comentario