DOLAR
OFICIAL $134.97
COMPRA
$140.97
VENTA
BLUE $290.00
COMPRA
$295.00
VENTA

El desgarrador relato de la ex ‘Combate’ Estefanía Berardi: “A los 17 caí engañada en un prostíbulo”

Tras ver la nueva serie de Netflix “Sky Rojo”, la joven recordó el episodio y lo expuso en sus redes con el fin de evitar que le suceda a alguien más.

Este viernes se estrenó Sky Rojo, la serie que narra la historia de tres chicas -una de ellas Lali Espósito- que luchan por escapar del mundo de la trata y sus proxenetas. A raíz de esto, la exCombate Estefanía Berardi recordó el estremecedor episodio que vivió a los 17 años en su Mar del Plata natal, cuando buscaba trabajo y terminó engañada en un prostíbulo.

La “influencer” le habló a sus más de 700 mil seguidores donde compartió la vivencia que, según aseguró “tenía bloqueada en su mente”, a fin de evitar que “le suceda a alguien más”.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Estefi Berardi (@estefaniaberardi)


Al respecto explicó que siempre quiso trabajar para tener su propio dinero, más allá de lo que podían darle sus papás, pero que le era muy difícil conseguir un puesto siendo menor pese a contar con el aval y la autorización de su mamá.

“Estaba con mi amiga en el centro y nos fijamos los avisos en el diario. Uno decía: ‘Se buscan bailarinas para shows’, y un número de teléfono. Yo abrí los ojos grandes, estudiaba danza desde que tenía ocho años. Muy ingenua mandé un mensaje de texto explicándole la situación de que era bailarina y que me faltaba poco para cumplir 18 años”.

El hombre fijó un horario y lugar de encuentro y ella aclaró que, si bien solían acompañarla a todos los lugares donde se presentaba, esa vez con el entusiasmo de conseguir una entrevista laboral fue sola.

“Era una casa ubicada en el barrio Los Troncos, en Mar del Plata; llego y una señora muy mayor me abre la puerta. Me siento a esperar pero no entendía qué era el lugar”, recordó.

Tras dar detalles precisos del ambiente y la construcción, contó que vio que el techo estaba decorado con telaraña de cotillón y tridentes: “En mi inocencia pensé que era un Instituto de Inglés, que festejaban Halloween, que querían hacer un acto y debían estar buscando a alguien que lo coordine”.

Después de una serie de hechos insólitos ese día, el susto llegó cuando un hombre tocó el timbre y la mujer que la había atendido le dijo: “Vení de este lado y esperá acá así no te confunden”. En ese momento apareció “una morocha en portaligas y empiezo a ver que en las habitaciones había todas camas de dos plazas”.

Aterrorizada por lo que ocurría, planeó su escape: “Le dije a la viejita que estaba mi mamá en la puerta y que tenía que salir a darle unas llaves. La señora se dio cuenta de que tenía miedo y me dejó salir. Me fui corriendo y lloré desesperada”.

A modo de cierre, cuestionó: “Era un engaño total esto de hacer una publicación en el diario diciendo que buscás una cosa cuando en realidad buscás otra. Yo no sé qué hubiese pasado si este tipo me hubiera recibido rápidamente en su oficina... Lo cuento para que no vayan solos a ningún lado porque lamentablemente estas cosas siguen sucediendo”.

Dejá tu comentario