DOLAR
OFICIAL $187.80
COMPRA
$196.80
VENTA
BLUE $371.00
COMPRA
$375.00
VENTA

El crimen de Lucio tiene muchos culpables que zafaron

La dinámica y el interés general de la información no me permitieron abordar la absurda y evitable muerte de Lucio, el chiquito de 5 años que murió a manos de muchos y que sólo llevo a juicio a la madre y su pareja. Los primeros días de febrero tendremos la sentencia.

lucio dupuy
lucio dupuy

Llegaron a  juicio acusadas de la brutal muerte de Lucio Dupuy, Magdalena Espósito, la mamá del chico y su novia, Abigail Páez. Ya habían transcurrido 16 audiencias cuando la madre pidió declarar. Durante su relato uno puede deducir que el nene les molestaba a TODOS. Si bien la declaración resulta aberrante, nos ilustra que el chico no le importaba a nadie. Y cuando digo "nadie" me refiero primero alos padres; segundo, a la JUSTICIA y todos esos organismos y funcionarios que dicen velar por los derechos de los niños, que en realidad son todos vagos y con una falta de compromiso alarmante. Pero claro, la responsabilidad por el crimen recaerá sobre la madre y su pareja.

Claro está que el padre no pagaba cuota alimentaria ni conocía el calvario en que vivía el nene. Hoy grita y reclama, pero en su momento no hizo NADA. Hasta escuchamos los reclamos del abuelo paterno, que dice que la madre le cobraba para comunicar al niño con él, la información que tengo es que las transferencias de plata que le hacían a la madre eran para alimentos. Obvio que todos, y aquí incluyo al padre y su familia, la Justicia, el servicio de salud, los asistentes sociales y demás organismos que tutelan derechos, intentan que la condena de las acusadas, no vayan sobre ellos.
La madre contó que el nene era un chico “normal” y que era “feliz” y que tenía una vida “normal”, todo normal, para una casa de una pareja de drogadictas y que según los vecinos, vendían drogas y organizaban reuniones y fiestas en la casa. 

Lo que no explicó en su declaración es por qué el nene tenía lesiones de vieja data, que incluyen, mordeduras, quemaduras de cigarrillo, golpes para todos los gustos y signos de abuso sexual. Mientras declaraba, no se le cayó una lagrima. ¡Extraña manera de manifestar arrepentimiento! Contó también que el nene quería estar con ella pero también con su papa, y en realidad estaba rodando por la vida. Mientras tanto la pareja de esta mujer declaró muy suelta de cuerpo que le había pegado unas "pataditas en la cola", ¿sabrá esta persona que a los chicos no se los golpea? Aparte, fueron más que pataditas y no le cuento más para evitarle muchísimas lágrimas. No obstante, lo que declaró también contó cómo era la relación con el padre y la familia de éste, cuenta y le creo, que fue violentada, física, moral y económicamente. 

¿Ustedes se imaginan tener un hijo y no saber nada de él?  El padre hizo una nueva familia y el abuelo que hoy clama por Justicia, estaba cada cual en su vida. Los médicos que lo  atendían, consignaban cualquier cosa en la historia clínica, tanto que se detectaron cientos  de agregados posteriores a la muerte del nene, tratando de salvar responsabilidades. Para que usted se moleste más, no le extrañe que se invoque, se tenga presente la perspectiva de género al momento de dictar sentencia con las homicidas, para tratar de salvarlas de lo que les corresponde: PRISION PERPETUA.

Dejá tu comentario