DOLAR
OFICIAL $86.40
COMPRA
$92.40
VENTA
BLUE $151.00
COMPRA
$156.00
VENTA

Cuáles son los nuevos precios de las naftas tras el descongelamiento del valor de los combustibles

Terminó el congelamiento de los combustibles realizado por el Gobierno y las petroleras ya colocaron en las pizarras los valores, con 5% de incremento.

Tras el vencimiento del decreto que congeló, a mediados de agosto, los precios de los combustibles y del barril de crudo por 90 días, las empresas petroleras decidieron aplicar un nuevo aumento de 5% a partir de esta madrugada. Las principales empresas del sector actualizaron sus precios a partir de la madrugada y en todos los casos el litro de nafta súper quedó por encima de los $50 en las estaciones de la ciudad de Buenos Aires.

El Gobierno ya había decidido no prorrogar el congelamiento meses atrás, cuando esta decisión le generó conflictos con las empresas y los gobiernos de las provincias del sur que llegaron a instancias judiciales. De hecho, en septiembre –con el decreto vigente– autorizó una suba de 4% y a fines de octubre, otro 5 por ciento. Con esos incrementos, las subas acumuladas alcanzaban el 24%, bastante por debajo de la inflación y la suba del dólar.

Con este incremento, el litro de nafta súper en los surtidores de YPF pasó de $47,79 a $50,19 y el litro de nafta premium pasó de $55,14 a $57,94. A su vez, el diesel común se incrementó de $44,74 a $46,99 y el diesel premium, de $52,34 a $54,99.

En el caso de la empresa Raízen, propietaria de las estaciones Shell, los nuevos precios en las estaciones de la ciudad de Buenos Aires son de $50,64 para el litro de nafta súper; $58,56 para el litro de nafta premium; $49,34 para el diesel común y $55,98 para el diesel premium.

Mientras que en la red de estaciones Axion, los precios de referencia son de $50,29 por litro para la nafta súper; $58,34 para la nafta premium; $48,28 para el diesel común y $55,85 para el diesel premium.

Aún con el último aumento de 5%, el atraso respecto del precio de importación ascendía al 17%, por lo que todavía había margen para seguir ajustando. La intención de las empresas es ir haciéndolo de a poco hasta llegar, a fin de año, a cerrar la brecha. En diciembre habrá otra suba, ya que además de esta recomposición gradual que el sector quiere hacer, el Gobierno ya avisó que ajustará los impuestos otro 6 por ciento. “Vamos a esperar el descongelamiento y ahí analizar qué hacer. Pero la idea es aprovechar la ventana hasta el cambio de gobierno para achicar un poco más la brecha”, reconocieron desde una petrolera.

Dejá tu comentario