DOLAR
OFICIAL $96.25
COMPRA
$102.25
VENTA
BLUE $178.50
COMPRA
$180.50
VENTA

Conmoción en Córdoba por la muerte por covid-19 de otra enfermera que estaba vacunada

Claudia García trabajaba en el hospital Misericordia. El gremio de la salud emitió un duro comunicado. Desde el gobierno provincial afirmaron que no se contagió trabajando.

La muerte de otra enfermera por coronavirus vuelve a sacudir a Córdoba. Claudia García trabajaba en el hospital Misericordia y, al igual que el médico de Alta Gracia que perdió la vida durante la semana anterior, estaba vacunada. Desde el Gremio de la Salud Pública (UTS) emitieron un duro comunicado en el que hablaron de un “colapso anunciado” y responsabilizaron directamente al gobierno provincial.

“Expresamos nuestro profundo dolor. Nuestro reconocimiento y respeto para ella, que trabajó enfrentando la pandemia hasta que contrajo la enfermedad”, señalaron desde el sindicato. Y agregaron: “Lamentablemente se cumplieron todos nuestros pronósticos, la crítica y dramática situación sanitaria que atraviesa nuestra provincia es la crónica de un colapso anunciado y responsabilidad del gobierno de la provincia”.

En el texto, publicado en Facebook, UTS acusó a la gobernación de desoír “todas las alertas que no solo se plantearon desde la Multisectorial, sino también de parte de reconocidos sanitaristas y epidemiólogos (algunos incluso asesores del COE)”. Y profundizaron: “El ejecutivo provincial bajo su lema de ‘Córdoba no para’ nos ha llevado a esta verdadera catástrofe sanitaria. Mientras el gobernador (Juan) Schiaretti repetía hasta el cansancio que nuestra provincia era la que ‘más actividades tiene autorizadas’, crecieron los contagios y las muertes”.

Fuentes del gobierno provincial consultadas por TN afirmaron que García estaba vacunada y negaron que haya contraído la enfermedad en ejercicio de sus funciones. “Falleció en la clínica Chutro. Se contagió por ser contacto estrecho de un familiar suyo: su papá, que había muerto unos días antes. No se contagió trabajando”, indicaron.

“La UTS va a aprovechar cada fallecimiento, algo que ciertamente es muy doloroso”, añadieron las mismas fuentes. Y agregaron: “Hay otros dos casos a los que hacen mención: uno es un médico que hace años estaba jubilado, y otro es una enfermera que el año pasado tuvo Covid y estaba con carpeta medica prolongada por otra patología. Ninguno de los tres casos fueron por trabajo”.

Córdoba es una de las provincias más afectadas del país por la segunda ola de la pandemia: hace un mes que tiene un promedio de contagios mayor que CABA y sólo es superada por PBA.

Desde el Ministerio de Salud local este miércoles reportaron un 80,2% de ocupación en las terapias intensivas del sistema público. Sin embargo, en la mayoría de los hospitales de cabecera no hay lugar. Varias ciudades del interior provincial se encuentran al 100% y, en los últimos días, el gobierno de Schiaretti activó el “código rojo” para liberar camas.

A principios de la semana pasada, la muerte del médico Santiago Gerónimo sacudió a la provincia: era jefe de la guardia del Hospital Arturo Illia, en Alta Gracia, tenía 44 años y había recibido las dos dosis de la vacuna Sputnik V. En diálogo con TN, su hermano Marcelo, también médico, afirmó: “Busco explicaciones y no las encuentro”.

“Hacía tres guardas por semana, dormía poco y comía mal. Y todo para llegar a fin de mes. Tenía mucho cansancio físico y mental. Lo agarró el Covid y su sistema inmune no pudo responder”, dijo. Y profundizó: “Atendía pacientes graves. Eso, sumado a la falta de insumos y herramientas, le generaba impotencia. Sentía que no podía ayudar”.

Dejá tu comentario