DOLAR
OFICIAL $104.08
COMPRA
$110.08
VENTA
BLUE $216.00
COMPRA
$219.00
VENTA

Cómo encarar las inversiones en 2011

A esta altura, ya es una verdad de Perogrullo que la mayoría de los argentinos invierte sus ahorros en dólares billete, ladrillos y aunque en menor medida que antes, plazos fijos.

A esta altura, ya es una verdad de Perogrullo que la mayoría de los argentinos invierte sus ahorros en dólares billete, ladrillos y aunque en menor medida que antes, plazos fijos.

Quienes no estaban contentos con no haberle ganado a la inflación ampliaron su descontento al ver en los titulares de los diarios de fin de año que acciones, bonos, oro, entre otros superaron en rendimiento a la inflación.

¿El 2011 será un año para continuar con las inversiones clásicas argentinas o tomar algo de las inversiones ganadoras del 2010?

Es de esperar que la economía global continúe creciendo, siendo los países emergentes los que se destaquen supliendo el incipiente pero lento crecimiento americano y una economía europea que languidece producto de sus problemas.

Este crecimiento desparejo hará que los países emergentes tomen medidas, tanto fiscales como monetarias restrictivas para contener la inflación, mientras que los países centrales tomarán la dirección opuesta.

En este contexto las materias primas seguirán fuertemente demandadas, así como los metales para uso industrial. Los países emergentes continuarán recibiendo un importante flujo de capitales para inversiones reales y financieras que impactará en la cotización de sus monedas, aunque podría resurgir la inversión en los EEUU para adelantarse a la recuperación en curso.

A nivel doméstico, podemos esperar más de lo mismo: que la economía continúe creciendo con cierta desaceleración respecto del año pasado (5% este año en términos reales frente a un 9% del 2010), alentado por el consumo, tanto privado como estatal, con una inflación similar a la del año pasado, con un tipo de cambio que pierda contra la inflación y una cuenta externa que continuará deteriorándose.

La incertidumbre electoral que habitualmente genera fuga de capitales será compensada con ingresos de dólares de nuestro vecino rico, Brasil, y los dólares de la exportación de productos agropecuarios. Tratando de explorar qué puede ocurrir con los activos financieros en su "escenario base" o "más probable" podríamos arriesgar: tanto los mercados de acciones emergentes como los desarrollados, principalmente EEUU, podrían mostrar rendimientos superiores a un dígito, en especial aquellas ligadas a las materias primas, el consumo y la producción de maquinaria. En cuanto a las tasas de interés, deberíamos esperar tasas de interés de corto plazo bajas en los países centrales y tasas largas en suba y lo inverso en los países emergentes.

Ante este escenario, continúan siendo atractivos los bonos emergentes de más largo plazo evitando los de países desarrollados. Los bonos argentinos, cuyos rendimientos están entre los más altos del mundo, deberían verse favorecidos, aunque no deben esperarse los rendimientos extraordinarios de los dos últimos años. Los commodities, tanto agrícolas, industriales y de metales preciosos, deberían tener precios sostenidos a lo largo del año, con lo cual no deberían faltar en las carteras de inversión. Las monedas emergentes continuarían demandadas, pero no tendrían la apreciación del año anterior, por los esfuerzos gubernamentales para mantener la competitividad, siendo el euro el más perjudicado de todos frente a la divisa americana.

¿Cuáles podrían ser los riesgos a este escenario base? Que haya un problema crediticio en importantes países europeos; que China ponga un freno importante a su crecimiento; o que la inflación se desboque y los bancos centrales tengan que subir fuertemente las tasas de interés.

Claramente las opciones

de inversión "made in Argentina" no aparecen entre las de mejores perspectivas; para ayudarlo a dar el primer paso en la reconstrucción de su cartera de inversiones permítame citar dos expresiones de personajes argentinos: a) "nada es para siempre" y b) "vayamos paso a paso".