DOLAR
OFICIAL $61.68
COMPRA
$66.68
VENTA
BLUE $78.50
COMPRA
$83.50
VENTA

Comerciante fue herido de dos balazos al ser asaltado

Ocurrió en La Plata, cuando el dueño de una casa de alimentos para perros fue gravemente herido por un ladrón.

El dueño de una casa de alimentos y artículos para mascotas fue gravemente herido de dos balazos al ser asaltado en las últimas horas en la localidad bonaerense de Tolosa, partido de La Plata.

Un jefe policial informó que Carlos Roldán, de 62 años, fue llevado al Hospital San Roque, en Gonnet, donde se informó que fue internado en una sala de terapia intensiva con pronóstico reservado.

El hecho sucedió ayer, alrededor de las 20, en el comercio de la calle 7, entre 530 y 531, de la localidad de Tolosa, al que irrumpió un ladrón fuertemente armado.

Según los informantes, el asaltante disparó en dos oportunidades contra la víctima hiriéndolo en la cabeza y un brazo, para luego escapar con el dinero de la caja.

Investiga lo ocurrido la comisaría sexta de La Plata, donde se instruyeron actuaciones por "robo calificado por el empleo de arma de fuego y lesiones graves", con intervención del fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta.

El violento episodio comenzó alrededor de las 20:00, cuando el asaltante -que no se habría llevado nada-, ingresó al negocio ubicado en la calle 7 entre 530 y 531, donde se encontraba atendiendo Roldán.

Según creen los investigadores, el delincuente sacó un arma de fuego calibre 45 y comenzó a exigirle al comerciante el dinero de la recaudación.

Si bien no quedaron claras las circunstancias, se presume que Roldán habría intentado resistirse, y mantuvo un feroz forcejeo con el asaltante.

Aparentemente, en medio de esa pelea, el ladrón efectuó al menos dos disparos, hiriéndolo de consideración.

Tras balear al comerciante, el delincuente decidió fugar, pero para conseguirlo debió hacer estallar, a los tiros, el vidrio de blíndex de la puerta, debido a que la misma sólo se podía abrir con un portero eléctrico.

Una vez que rompió el vidrio, el ladrón emprendió la fuga.

Al menos dos comerciantes, que se encontraban en una bicicletería ubicada a escasos metros de la forrajería, vieron al ladrón pasar corriendo, mientras se guardaba el arma en la cintura.

De acuerdo con lo informado, a su paso el sospechoso dejó rastros de sangre, aunque se desconocía qué tipo de herida tenía.

Al llegar a las calles 6 y 530, presumiblemente a punta de pistola, el delincuente robó un Peugeot 307 color gris, en el que intentó seguir su fuga.

Pero apenas recorrió algunos metros, el Peugeot chocó contra el cordón de una vereda y el impacto rompió la llanta delantera derecha.

A pesar de ello, el sospechoso aún continuó la fuga en ese rodado durante algunas cuadras, hasta que finalmente abandonó el vehículo en las calles 4 y 522 bis, y siguió la fuga a pie.

En tanto, testigos del episodio refirieron que Roldán fue auxiliado de inmediato por un médico, vecino de esa cuadra, que justo pasaba por enfrente.

Trascendió que los primeros efectivos de la Policía llegaron apenas instantes después de ocurrido el hecho.

Si bien se solicitó una ambulancia, debido a la gravedad de las heridas, finalmente el comerciante fue trasladado en un patrullero hasta el Hospital de Gonnet, donde fue intervenido y permanecía internado en grave estado.